Público
Público

El Ibex cae un 4,6% en 2012

El selectivo español acumula ya tres años consecutivos de caídas y se sitúa en niveles de 2003. La prima repunta 69 puntos tras doce meses de vaivenes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

2012 fue un año muy difícil desde el punto de vista económico. La economía española sufrió como nunca: el país entró en recesión, tuvo que pedir un rescate para la banca y sufrió, además, fuerte tensiones para financiarse en los mercados. El paro siguió desbocado y el PIB cayó de forma noyable.

La Bolsa y el Ibex-35 también sufrieron los embates de la crisis. El selectivo español cayó un 4,66% en el conjunto de 2012 encadenando así tres años consecutivos de pérdidas, lo que le ha llevado a su nivel más bajo desde 2003.

El selectivo ha cerrado el año en los 8.167 puntos, frente a los 8.566 con los que despidió 2011. Este lunes, en la última sesión del año, se ha anotado 0,45%. Las dificultades de la economía española para retomar la senda del crecimiento y la incertidumbre sobre el sector financiero, con la nacionalzación de Bankia como punto álgido y tras la que se desencadenó el rescate de la UE a la banca española, lastraron la confianza de los inversores en la renta variable desde el inicio del ejercicio, para luego retomar algo de terreno en la segunda mitad del año. 

Con este panorama, el selectivo acumula tres años consecutivos de pérdidas tras el recorte del 13,11% en 2011 y del 17% que sufrió durante 2010, año en el que se empezó a cuestionar la viabilidad de las cuentas públicas de España con la rebaja de rating por debajo de la excelencia de la triple A. En 2008 el desplome derivado de la quiebra de Lehman Brothers propició el mayor descalabro del selectivo, cuando perdió un 39%, que fue parcialmente compensado con el impulso del 30% que se anotó el selectivo en 2009.

El Índice General de la Bolsa de Madrid, por su parte, ha cerrado la sesión con un repunte del 0,51 %, con lo que el descenso anual es del 3,84%.

En cuanto a la prima de riesgo, ésta ha sido más inestable. Es verdad que cierra el año por debajo de los 400 puntos básicos, en concreto en 395, pero ha sufrido fuertes tensiones y vaivenes a lo largo del año: terminó 2011 en 326 puntos básicos. En este año ha subido 69 puntos básicos, aunque en julio tocó los 658, más de 330 por encima de lo que empezó 2012.

En ese mes de julio el riesgo país de España llegó a tocar en julio de este año máximos desde la creación del euro, 658 puntos básicos, y el interés del bono español de referencia alcanzaba el 7,51%, lo que provocó que se comenzara a hablar de un posible rescate europeo para la economía española. En febrero fue cuando se marcó el mínimo del año, con 299,8 puntos básicos.

Sin embargo, desde el día de septiembre en que el BCE anunció su disposición a comprar deuda pública de los países en apuros, el diferencial con el bono alemán se ha moderado y se ha movido en la horquilla de los 400-450 puntos básicos, hasta situarse a mediados de diciembre por debajo de los 400.