Público
Público

El IBEX cae más del 4 por ciento a mediodía y pierde los 7.900 puntos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El principal indicador de la bolsa española, el IBEX 35, perdía a mediodía el 4,05 % y los 7.900 puntos, decepcionado, al igual que el resto de mercados europeos, por el anuncio hecho ayer por la FED y afectado por las rebajas de calificación que han sufrido bancos italiano y estadounidenses.

A las 12,00 horas, el selectivo español perdía 332,66 puntos y se situaba en 7.878 unidades, aunque en algún momento de la sesión marcaba un mínimo intradía de 7.835 puntos.

El Índice General de la Bolsa de Madrid retrocedía el 4,03 % y el descenso que acumula el IBEX desde comienzos de semana rozaba el 6 %, con lo que la caída desde enero superaba el 20 %.

Los inversores mostraban así su decepción ante el anuncio hecho anoche por la FED, que en palabras del estratega macroeconómico de Saxo Bank, Mads Koefoed, llega tarde y es insuficiente.

Esperemos que sea solamente inútil, pero que no resulte directamente dañino, indica el analista.

El resto de bolsas europeas sufría también fuertes descensos, del 4,28 % en París, del 4,04 % en Londres, del 3,89 % en Fráncfort, y del 3,10 % en Milán, en tanto que los futuros de los principales índices estadounidenses mostraban recortes superiores al 1,5 %.

Dentro del IBEX, Gamesa encajaba el mayor descuento del índice, del 6,46 %, y entre los valores con mayores descensos se situaban los grandes valores del mercado: Santander (5,26 %), BBVA (4,44 %), Iberdrola (4,41 %), Telefónica (4,414 %), Repsol (3,92 %), Inditex (3,92 %), y Endesa (3,18 %).

EADS, Aperam y las cuotas participativas de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) sufrían las mayores pérdidas de todo el mercado, superiores al 7 %.

Hasta las 12,00 horas, el parqué español había negociado 749 millones de euros, de los que 181 correspondían a Telefónica, 124 a Santander, y 106 millones a BBVA.

En el mercado de divisas, el euro perdía terreno frente a la moneda estadounidense y se cambiaba a 1,348 dólares, al tiempo que marcaba un nuevo mínimo de los últimos diez años frente al yen.