Público
Público

El Ibex cierra con leve alza por banca pese a debilidad energía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La bolsa española logró encadenar la decimotercera jornada consecutiva de avances y cerró con una leve alza del 0,05 por ciento el jueves gracias al sector bancario y a Telefónica, que lograron compensar a un sector energético débil pese al repunte de los precios de las materias primas.

"La subida de los doce últimos días ha sido muy vertical y una parada para consolidar hasta es positiva", dijo un gestor de carteras de Renta4, que señaló que hubo caza de oportunidades.

El índice Ibex-35, que se cerró a 8.076,2 puntos gracias principalmente en Telefónica y Santander, que sumaron un 0,9 por ciento y un 0,46 por ciento, respectivamente.

Además, Banco Popular sumó un 2,4 por ciento, extendiendo la recuperación iniciada desde principios de este mes. El jueves, el empresario portugués Americo Amorim dijo a Reuters en una entrevista que no descartaba aumentar su participación del 7,8 por ciento en la entidad.

Siguiendo la corriente alcista del sector, Sabadell sumó un 1,5 por ciento y BME se anotó un alza del 3,2 por ciento animada por, según un operador, las perspectivas de unas buenas cifras de intermediación bursátil este mes.

Sin embargo, BBVA bajó un 0,3 por ciento.

También al alza, Gas Natural escapó a los descensos de su sector y sumó un 2,9 por ciento a 10,82 euros el día antes del cierre del periodo de suscripción preferente de su ampliación de capital.

Sin embargo, el sector energético cayó a pesar de las subidas de los precios del crudo, que rondaron los 50 dólares por barril, su máximo nivel en cinco meses.

Iberdrola perdió un 2,2 por ciento después de sufrir rebajas de precio objetivo por parte de Goldman Sachs y Kepler. Su filial 'verde', Iberdrola Renovables, cedió un 2,1 por ciento.

Entre las caídas más destacadas, Enagás y Red Eléctrica, valores considerados como defensivos al estar su actividad sobre todo regulada por el Estado, registraron descensos del 5,5 por ciento y del 2,7 por ciento cada uno.

Operadores señalaron que los valores estaban sufriendo una recogida de beneficios tras haberse comportado mejor que el resto debido precisamente a su perfil anticíclico y mencionaron que la posibilidad de cambios regulatorios y accionariales habían añadido cierta incertidumbre sobre sus cotizaciones.

Repsol moderó las caídas que registró durante el resto de la sesión y cerró con descenso del 0,4 por ciento.

Fuera del Ibex-35, destacó el descenso del 6,45 por ciento de La Seda de Barcelona.