Público
Público

El IBEX sube el 1,64 por ciento y supera los 8.500 puntos tras la subasta del Tesoro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El principal indicador de la bolsa española, el IBEX 35, triplicaba a mediodía las alzas de la apertura y subía el 1,64 % con lo que, animado por la excelente acogida que ha tenido la emisión de deuda que ha celebrado hoy el Tesoro español, superaba holgadamente los 8.500 puntos.

A las 12.00 horas el selectivo español ganaba 138,10 puntos hasta 8.564 unidades, mientras que el Índice General de la Bolsa de Madrid avanzaba el 1,69 %.

España ha adjudicado hoy cerca de 10.000 millones de euros -el doble de lo previsto- en bonos a tres, cuatro y cinco años con menor interés que anteriores subastas.

El resto de mercados europeos también aumentaba a mediodía las alzas de la apertura, después de que el Tesoro italiano haya colocado con desahogo 12.000 millones de euros en deuda a medio plazo.

Así, el MIB de Milán subía el 2,59 %, el DAX de Fráncfort, el 1,23 %, el CAC de París, el 0,90 %, y el FTSE de Londres, el 0,23 %.

Las buenas perspectivas que ofrece la cumbre europea de finales de mes se sumaban a la intención expresada ayer por la canciller alemana, Angela Merkel, para hacer "más fuertes y operativos" al provisional Fondo Europeo de Estabilización Financiera (FEEF) y al permanente Mecanismo Europeo de Estabilización (MEDE).

Dentro del IBEX, ArcelorMittal lograba la mayor subida (3,58 %), y en el otro extremo de la tabla únicamente DIA, Inditex e IAG sufrían descensos, del 0,47 %, 0,28 % y 0,27 %, respectivamente.

Por lo que respecta a los grandes valores del índice, BBVA subía el 3,20 %, Santander, el 2,10 %, Endesa, el 1,63 %, Telefónica, el 1,12 %, Repsol, el 0,70 %, e Iberdrola, el 0,15 %.

Entre los valores más destacados de la sesión figuraba Banesto, que se revalorizaba un 3,02 % tras presentar sus cuentas del ejercicio 2011.

Hasta las 12.00 horas, el parqué español había negociado 733 millones de euros, de los que 182 correspondían al Santander, 181 a Repsol, y 75 a Telefónica.

En el mercado de divisas, el euro recuperaba algo de terreno frente al "billete verde" estadounidense y se cambiaba a 1,275 dólares.