Público
Público

El Ibex sufre en marzo la mayor caída en ocho meses

La prima de riesgo se contiene al final de la sesión, después de haber superado los 390 puntos a primera hora por la crisis chipriota y las dudas sobre el déficit español

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Ibex 35 cerró la sesión de este Jueves Santo con un rebote del 0,25% que rompe la tendencia de cinco jornadas de pérdidas, pero que no impide que el índice se dejara un 3,77% en marzo, el mayor retroceso mensual desde julio de 2012, lastrado por la crisis de Chipre. El selectivo concluyó el mes bursátil en 7.920 puntos, tras perder la cota de los 8.000 durante esta semana, en la que se ha dejado un 4,9%. Con todo, el Ibex salda el primer trimestre del año en negativo, con un retroceso del 3%. A la crisis y el rescate de Chipre, que ha supuesto una quita en los depósitos bancarios más altos y un corralito, se han sumado esta semana las dificultades para la formación de Gobierno en Italia y, en el plano doméstico, la revisión al alza del déficit de 2012 por parte de Eurostat.

En cuanto a la jornada de este jueves, el parqué madrileño se movió con el mismo ritmo que el resto de plazas europeas, que también concluyeron la semana con tímidos avances. Así, Londres repuntaba un 0,4%, París un 0,5%, y Francfort se anotaba un 0,1%.

Mejor ha marchado al otro lado del Atlántico, donde Wall Street comenzó con ganancias la última sesión del mes, al hilo de los datos relativos al crecimiento económico de EEUU en el último trimestre de 2012, cuando el PIB se incrementó un 0,4%, frente al 0,1% de los cálculos preliminares, de modo que en el conjunto del año la expansión fue del 2,2%.

El selectivo S&P 500, uno de los tres principales indicadores del mercado bursátil estadounidense, ha seguido los pasos del Dow Jones al superar por fin el récord histórico de 1.565,15 puntos al que cerró en octubre de 2007. Una hora y media después del inicio de la sesión en Wall Street, el S&P 500 se colocaba en los 1.565,46 unidades, por lo que si mantiene esas ganancias hasta el término de la sesión fijaría un nuevo máximo histórico de cierre. En todo caso, el indicador todavía no ha logrado fulminar su propio récord intradía, de 1.576,09 puntos, que alcanzó el 11 de octubre de 2007, antes del estallido de la crisis más profunda y prolongada en EEUU desde la Gran Depresión.

Por su parte, la prima de riesgo de España se enfriaba hasta los 377 puntos básicos al cierre de la sesión, tras haber llegado a un máximo intradía de 390 puntos poco después de comenzar la jornada, por la crisis chipriota, la inestabilidad política en Italia, y las dudas sobre el déficit público español tras la corrección del dato de 2012 impuesta por la Comisión Europea.

El diferencial entre el bono español a diez años y el alemán del mismo plazo llegaba a tocar a primeras horas de la mañana los 390 puntos, con el interés del bono hispano en el 5,122%. Sin embargo, al cierre de la jornada el riesgo país de España se reducía ligeramente hasta los 377 puntos, en tanto que la rentabilidad del bono se mantenía por encima del 5% y el interés del bono germano se situaba en el 1,289%. El riesgo país de España, que la víspera ya había alcanzado su nivel más alto desde febrero (381 puntos), poco después de celebrarse las elecciones italianas que dejaban un país ingobernable, comenzaba la sesión al alza, pendiente de la reapertura de los bancos chipriotas, que habían permanecido diez días cerrados.

Entre los factores que contribuían a apaciguar los mercados de deuda destacaban las declaraciones del economista jefe de la OCDE, Pier Carlo Padoan, que ha asegurado hoy que la crisis bancaria en Chipre no representa un 'riesgo sistémico' para la zona del euro.