Público
Público

El Ibex toma impulso gracias a la Fed

El Ibex crece un 2,7% y recupera la cota de los 8.100 puntos. La prima de riesgo cierra la semana en los 408 puntos.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El principal indicador de la bolsa española, el Ibex 35, ha cerrado el viernes con una subida del  2,75%, contagiado del optimismo inyectado la víspera por la Reserva Federal de Estados Unidos,  lo que le ha permitido reconquistar así la cota de los 8.100 tras seis meses por debajo de este nivel. Este salto le ha servido para completar una subida del 3,45% en la semana.

El selectivo español llegó a subir un 4% durante la sesión, aunque moderó un poco sus ganancias debido a la incertidumbre que genera España, que en medio de una reunión del Eurogrupo no dejaba claro si iba a introducir nuevas reformas y ajustes para alcanzar sus objetivos de déficit. 'El apoyo de la Fed siguió apoyando a las bolsas, ayudando a la subida semanal, y al avance de las bolsas en todo el mundo, pero en España las subidas se moderaron por las dudas que suscita que el país haga, o no, más reformas', dijo Nuria Álvarez, analista de Renta 4.

Los títulos de las compañías energéticas subieron tras la aprobación de la reforma energética por parte del Gobierno español, que disipa dudas acerca del futuro del sector. Pese a la batería fiscal con la que gravará a las empresas del sector, la carga impositiva sobre las empresas ya había sido anunciada, aunque sin detalles, y era un factor que el mercado daba por descontado. En el sector, Iberdrola subió un 4,53%, Gas Natural un 5,41%, y Endesa un 2,57%. Abengoa y Acciona, con intereses en energía renovable, se apreciaron un 2,87% y un 7,1%, respectivamente.

Telefónica, que quiere ingresar hasta 2.000 millones de euros con la salida a bolsa de su filial de telefonía móvil en Alemania, ganó un 2,3%. Inditex, que la semana que viene publicará unos resultados previsiblemente fuertes, subió un 2,64%. Casi todos los valores del Ibex cotizaron al alza, destacando los valores relacionados con las materias primas ante la perspectiva de mayor demanda internacional por los estímulos económicos introducidos por la Fed.

En el contexto de dudas recurrentes acerca del futuro de la crisis de la zona euro, el diferencial entre el bono español y su equivalente alemán a 10 años se situaba en los 408 puntos básicos, con la rentabilidad de la deuda española en el 5,78%, un nivel similar al de la víspera (la semana pasada terminó en 411 puntos).