Público
Público

Ibon Aranberri muestra en Fráncfort escenarios arquitectónicos totalitarios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El artista vasco Ibon Aranberri muestra en el centro de arte Frankfurter Kunstverein una instalación en la que reproduce lo que para él son "escenarios arquitectónicos totalitarios", y un amplio trabajo de documentación de una cueva.

La exposición "Disorder", que se puede ver desde hoy y hasta el 23 de noviembre, presenta dos obras de Aranberri: "Cueva" y "Jardín flotante".

Ambos proyectos, que muestran de forma ampliada trabajos o ideas anteriores, constituyen un punto de inflexión en el análisis de la modernidad, según la comisaria de la exposición y directora del Frankfurter Kunstverein, Chus Martínez.

Aranberri (Itziar-Deba, 1969) dijo a Efe que la instalación "Jardín flotante" surgió hace cinco años en el Centro de Arte Contemporáneo PS1 del MOMA de Nueva York.

Se trata de una instalación formada por bloques de hormigón sobre unos caballetes de metal o madera y sobre los que están incrustados cristales verdes de las botellas de agua de San Pellegrino.

Por otro lado, "Cueva" es un trabajo de documentación de una cueva prehistórica de los montes del País Vasco, en los que confluyen un interés científico, así como connotaciones religiosas y simbólicas.

La "Cueva" muestra también la tensión que se produce al presentar un lugar de la naturaleza dentro de una sala de exposiciones institucional.

Las obras de Aranberri ahondan en las relaciones entre sociedad, política y naturaleza mediante los signos y los objetos en los que los mecanismos de la sociedad y sus estructuras de poder llegan a ser claras.

La exposición "Disorder" es una coproducción con la Sociedad Estatal para la Acción Cultural Exterior (SEACEX).