Público
Público

Ice Age 3: en busca de la bellota perdida

Las aventuras de la ardilla Scrat regresan hoy a la gran pantalla

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Sus intentos fallidos por obtener la ansiada bellota han dado la vuelta al mundo en Internet. Scrat, la gran estrella de la franquicia de Ice Age, afila de nuevo sus garras para obtener su comida favorita en la tercera parte de la serie, que se estrena hoy bajo el subtítulo El origen de los dinosaurios. En ella, veremos al bicho desesperado, colgado de los árboles, psicótico y enamorado, bailando un tango con una ardilla sensual que intenta robarle el fruto. Scrat abre y cierra las tres películas, pero no forma parte de la trama principal. Aun así, se ha convertido en la gran protagonista de la saga.

Para su estreno veraniego de rigor, Fox en colaboración con los estudios BlueSky ha apostado por un valor seguro. Existía el riesgo de repetirse, pero Ice Age 3 presume, una vez más, de elementos que la sitúan por encima de la media del cine familiar de animación. Entre ellos, un humor único, absurdo y gestual. 'Esta es la más ambiciosa de las tres cintas. Hemos situado a los personajes en un escenario nuevo, diferente, en el que carecen de herramientas para lidiar en él', explica a Público su director, Carlos Saldanha.

El tema de Ice Age 3, dice, es la difícil decisión de formar una familia. Los mamuts Manny y Ellie esperan un hijo, el tigre Diego tiene una crisis existencial planea marcharse de la manada y el perezoso Sid adopta a unos bebés dinosaurio. El conflicto surge cuando aparece su verdadera madre, una Tiranosaurio Rex ,que rapta a Sid y se lleva a las crías a su mundo, una realidad paralela subterránea en la que viven los temibles reptiles. 'La pandilla deberá adentrarse en este tenebroso mundo habitado por criaturas feroces y plantas carnívoras para recuperar a su amigo', afirma Saldanha.

A pesar del lógico desgaste, la baza de esta tercera parte siguen siendo sus personajes, ya definidos y conocidos por el público. 'Hemos mejorado nuestros recursos, pero una buena película animada se sigue basando en tres pilares: una buena historia, personajes para reír y llorar, y un compromiso artístico para sobrellevar el esfuerzo que requiere completar una producción así', subraya Saldanha.

El director apunta que los mejores momentos de la película llegan con Scrat, que nació en la primera entrega como un personaje secundario. Uno de sus animadores es Juan Carlos Navarro, artista alicantino que dejó su trabajo en un banco para probar suerte en el mundo del dibujo en 3D. Ahora trabaja para BlueSky: 'Nuestro trabajo es mejorar la información visual: el pelo, los gestos... queremos que los personajes convenzan', asegura.

Navarro, que ha creado de cero a dos personajes (Ellie y Peaches), tiene buenas palabras para la animación española. 'Cada vez tiene más proyección internacional. La industria se hará más sólida cuando los equipos tengan continuidad', concluye.