Público
Público

La idea de elevar al Panteón de París los restos de Albert Camus relanza el cincuentenario de su muerte

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La idea del presidente francés, Nicolas Sarkozy, de llevar los restos del premio Nobel de Literatura Albert Camus al Panteón de París está sirviendo para relanzar las conmemoraciones del cincuentenario de su muerte.

El pistoletazo de salida de estas conmemoraciones será la publicación el próximo 10 de diciembre de un libro de la hija del escritor Catherine, "Albert Camus. Solitaire et solidaire".

El autor, entre otros de "La peste" o "El extranjero", falleció en un accidente de tráfico el 4 de enero de 1960 y medio siglo después Sarkozy tiene intención de convertirlo en el primero de los "panteonizados" durante su mandato.

El anterior jefe del Estado, Jacques Chirac, dio esta misma distinción en 1996 a André Malraux -además de escritor, aventurero, aviador y primer ministro de Cultura de Francia-, y en 2002 al novelista Alexandre Dumas, conocido sobre todo por "Los tres mosqueteros".

Durante su participación ayer en la cumbre europea de Bruselas, Sarkozy confirmó que había pensado en llevar los restos de Camus al Panteón, "una opción particularmente pertinente", señaló.

"Sería un símbolo extraordinario", añadió el presidente francés, que dijo haberlo consultado con la hija de Albert Camus.

Estas consultas, datan de 2007, cuando se reunió con Catherine Camus, con el editor Antoine Gallimard y con una decena de escritores de Francia y Argelia, país donde el premio Nobel de Literatura nació y pasó gran parte de su vida.

Sarkozy avanzó que aunque "Camus es consensual, pero no es Victor Hugo y siempre habrá alguien que diga que habría que elevar (al Panteón) a otra personalidad, en particular a una mujer puesto que Marie Curie es la única que hay".

Por el momento, una de las escasas críticas políticas es la del líder ultraderechista Jean-Marie Le Pen, que consideró que se trata de una apuesta "electoralista".