Público
Público

Identidad y política centran una muestra de artistas argentinos en Berlín

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La búsqueda de una identidad artística y el posicionamiento político son los hilos conductores de una muestra de artistas argentinos inaugurada hoy en Berlín que reivindica el mestizaje de culturas, estilos, materiales y medios de expresión.

La exposición, titulada "Realidad y utopía. El camino hacia el presente de los artistas argentinos", resume los últimos dos siglos de arte argentino a través de más de cien pinturas, esculturas, instalaciones, composiciones fotográficas y vídeos de 80 artistas.

Entre los autores argentinos presentes en la exposición destacan Tomás Espinosa, Leonel Luna, Charly Nijensohn, Jorge Macchi, Miguel Rothschild, Daniel Ontiveros, Carlos Trilnick, Óscar Bony, Carlos Alonso, León Ferrari, Tomás Saraceno o Hernán Dompé.

"La idea base de esta muestra es el concepto de iluminaciones profanas", aseguró en la presentación de la exposición su comisaria, Diana Wechsler.

La Academia de las Artes (ADK) alemana, que acoge la exposición hasta el 14 de noviembre, subrayó el esfuerzo de la muestra por resaltar la búsqueda identitaria de Argentina y de sus artistas, coincidiendo con el 200 aniversario de la independencia del país latinoamericano.

Añadió que este proceso de autobúsqueda ha llevado a los autores presentes en la exposición a adentrarse en un terreno incierto, a medio camino entre la realidad y la utopía, lo que ha dado nombre a la muestra.

La colección condensa además la memoria visual argentina, influida de un lado por la historia cultural y artística de Occidente, como queda patente con los montajes audiovisuales, pero también por las tradiciones autóctonas americanas, ejemplificada por el tótem de Hernán Dompé.

"La muestra es un encuentro de tradiciones", afirmó en este sentido Wechsler.

La política, y especialmente la crítica social, juegan también un papel fundamental en esta exposición de arte argentino, según subrayó su comisaria.

La colección recoge algunos de los momentos decisivos de Argentina de las últimas décadas, haciendo especial hincapié en la profunda crisis económica de principios de esta década y en las reflexiones ecológicas.

Algunas obras, como el montaje fotográfico "La conquista de un desierto", de Leonel Luna, con su realismo y su guiño histórico, o el expresionista "La Censura", de Carlos Alonso, son representativos de este ámbito.

Según Wechsler, "el espacio político" recorre muchas de las obras, ya sea en la forma de "arte militante y de resistencia", más propio de los años 60 y 70 del siglo pasado, o recurriendo a la ironía y a la parodia, en los años siguientes.

"Realidad y utopía" invita asimismo a romper la tradicional linealidad del tiempo y a experimentar con él, tanto a nivel conceptual como físico.

"La colección no muestra las distintas obras de forma cronológica, como es habitual en otras exposiciones, sino que busca el encuentro de tiempos", apuntó Wechsler.

"El propio recorrido es circular: empieza en el presente, en las influencias occidentales, y acaba en el comienzo de los tiempos, como un archivo. Luego los visitantes tienen que volver sobre sus pasos, con lo que ven las obras contemporáneas del principio con otros ojos", añadió.