Público
Público

Identifican a dos etarras que, junto a Castro, habrían matado a Uría y Carrasco

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Ertzaintza ha identificado a dos presuntos etarras, Beñat Aguinagalde y Ugaitz Errazkin, quienes, junto al ya encarcelado Manex Castro, habrían cometido cinco atentados, entre ellos los asesinatos del empresario Ignacio Uría y del ex concejal socialista de Arrasate Isaías Carrasco.

Según han informado a Efe fuentes de la lucha antiterrorista, Beñat Aguinagalde y Ugaitz Errazkin se encuentran huidos pero su identificación ha sido posible a raíz de la operación policial desarrollada por la Policía vasca durante las últimas semanas, en las que ha detenido a tres personas, entre ellas Manex Castro.

Aguinagalde, Errazkin y Castro estarían implicados no sólo en los asesinatos de Uría y Carrasco, sino en el atentado contra el juzgado de Tolosa, el artefacto colocado en la Casa del Pueblo de Lazkao y las bombas-trampa contra la Ertzaintza escondidas en el monte Santa Bárbara de Hernani.

Las mismas fuentes han indicado que por el momento se desconoce el grado de implicación de estos tres miembros "legales" de ETA, es decir no fichados por la Policía, en los cinco atentados, aunque aseguran que todos ellos participaron en estas acciones.

En la operación policial que ha desarrollado la Ertzaintza desde hace diez días también han sido detenidos Mikel Garmendia, acusado de prestar el coche utilizado por los etarras para colocar la bomba que explotó en la Casa del Pueblo de Lazkao, e Iraitz Santa Cruz, quien podría haber dejado el vehículo que utilizaron los terroristas en el asesinato de Ignacio Uría.

El primero de los arrestos tuvo lugar en la madrugada del pasado día 1, jornada electoral en el País Vasco, cuando fue detenido en Villabona (Guipúzcoa) Manex Castro, de 24 años, que era seguido desde hacía días por agentes de Ertzaintza quienes, al detectar movimientos sospechosos, pensaron que podría cometer un atentado de forma inminente, por lo que adelantaron su detención.

Castro ingresó en prisión el pasado jueves por orden del juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco acusado de la colocación el pasado 16 de enero de las dos bombas-trampa con las que ETA quería causar víctimas entre los ertzainas que fueron a inspeccionar una zona de monte en Hernani donde previamente había explotado un artefacto en un repetidor, así como del atentado contra la Casa del Pueblo de Lazkao el 23 de febrero, y además se le intervinieron materiales para fabricar explosivos.

El segundo detenido en esta operación fue Mikel Garmendia Baztarrika, arrestado el pasado día 4 también en Villabona y que el viernes ingresó en prisión, quien estaría implicado en la colocación de las bombas-trampa contra la Ertzaintza y de haber prestado un coche a Manex Castro para desplazarse el 23 de febrero a Lazkao para cometer el atentado contra la Casa del Pueblo.

Iraitz Santa Cruz, arrestado un día después en la cercana localidad de Hernani y al que hoy el juez ha enviado a prisión, estaría relacionado con el vehículo que utilizó este comando en el asesinato el pasado 3 de diciembre en Azpeitia del empresario Ignacio Uría.

Poco después de la primera detención, se informó de que la Ertzaintza buscaba a dos personas huidas, que fuentes de la lucha antiterrorista han indicado hoy que ya están identificadas.

Se trata de Beñat Aguinagalde y Ugaitz Errazkin, quienes junto a Castro estarían implicados en los asesinatos de Uría y también del ex concejal socialista Isaías Carrasco, perpetrado hace ya un año, el 7 de marzo de 2008.

Estos tres presuntos etarras habían cometido además al menos otro atentado, el que causó importantes daños materiales en la sede judicial de Tolosa el pasado 4 de octubre.

El departamento vasco de Interior no ha confirmado estos datos ya que, según ha indicado, el caso está bajo secreto de sumario.