Público
Público

El ídolo adolescente Justin Bieber estrena película biográfica a los 16 años

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ídolo adolescente Justin Bieber, de 16 años, presentó hoy en Londres la película "Never say never", un filme biográfico que narra su carrera como cantante desde que empezó a tocar la batería con apenas cinco años hasta el multitudinario concierto que ofreció hace pocos meses en Nueva York.

La cinta alterna vídeos familiares de la infancia del canadiense, entrevistas con sus profesores de primaria y entrenadores deportivos e imágenes en tres dimensiones de algunos conciertos de la gira que ofreció el año pasado en Estados Unidos y Canadá.

En una rueda de prensa en Londres para presentar en Europa "Never say never", en la que estaban acreditados casi cien periodistas, Bieber reconoció estar "impresionado" por haberse visto en la pantalla "tan grande y en tres dimensiones", una experiencia que aseguró que le ha servido para "conocerse mejor".

Una de las preocupaciones de sus seguidores es cómo seguirá la carrera de Justin una vez cambie la voz con la pubertad, y los tonos agudos habituales en sus canciones bajen alguna octava.

El canadiense quitó hierro a ese problema y señaló que "es normal que la voz evolucione", y que hay muchos cantantes que la cambiaron cuando ya habían sacado sus primeros discos, como Justin Timberlake o Mihael Jackson.

Bieber ganó ayer uno de los premios de la música británica -los Brit Awards- al mejor artista revelación, después de haberse ido sin ningún galardón de la gala de los Grammy el pasado domingo.

La mayor parte del metraje de la cinta presentada hoy, que se estrenará en España el 15 de abril y que en el primer fin de semana en Estados Unidos recaudó más de 30 millones de dólares, corresponde a imágenes grabadas con una sencilla videocámara.

"Never say never" mantiene la estética algo rudimentaria de los materiales más conocidos de Bieber, que comenzaron a distribuirse a través de internet y las redes sociales y constituyeron la mejor promoción para el joven artista.

La etapa de Justin como profesional comenzó cuando su discográfica descubrió unos vídeos caseros subidos a la red en los que se veía al niño, con apenas doce años, cantando en su habitación y en un concurso de música local.

Internet ha continuado siendo el medio en el que mejor se mueve Justin: su perfil de Twitter cuenta con más de siete millones de seguidores, sólo superado por la cantante británica Lady Gaga, y por delante de la estadounidense Britney Spears y el presidente de EEUU, Barack Obama.

La película muestra gran cantidad de escenas rodadas antes de los conciertos en el camerino de Bieber, donde el espectador asiste a la plegaria colectiva previa a las actuaciones que celebran los miembros de su equipo, muchos de ellos vestidos con alguna prenda del color favorito del cantante, el lila.

En la rueda de prensa también hubo alguna mención religiosa, cuando Justin aseguró que uno de sus referentes es el personaje bíblico de Job, "que sigue confiando en Dios pese a que se lo ha quitado todo".

El cantante confió en que la película le gustará a "todo el mundo", tanto sin son fans como si no, ya que aseguró que narra una historia de éxito "inspiradora".

El documental refleja al Justin Bieber más cotidiano, un adolescente que cumplirá 17 años en pocas semanas y que, aunque mantiene algunos amigos del colegio, con quien más se relaciona durante las largas giras es con los músicos, técnicos y el resto de personal que viaja con él.

A su alrededor parece reinar la camaradería y un continuo buen humor, y el cantante incluso se permite abofetear en un par de ocasiones en la película a algún miembro de su equipo como parte de las bromas y los juegos que le acompañan antes y después de las actuaciones.

Tampoco falta en este filme biográfico algún momento de suspense, cuando a pocos días del concierto central de su gira, en el Madison Square Garden de Nueva York, Justin sufre una afonía que le obliga a acudir al foniatra y angustia tanto a su madre como a su equipo.

Bieber se recupera a tiempo para aparecer ante millares de seguidores con las pasiones desatadas acomodado en una estructura con forma de corazón que sobrevuela al público asistente al famoso recinto.