Público
Público

El IEE cree necesario la fusión urgente entre cajas para garantizar la solvencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El director general del Instituto de Estudios Económicos (IEE), Juan Iranzo, consideró hoy que para garantizar la solvencia del sistema financiero español y evitar que alguna entidad se ponga en "entredicho" es necesario que se inicie urgentemente un proceso de fusión, sobre todo entre cajas de ahorro.

Durante su intervención en unas jornadas sobre las claves de la coyuntura inmobiliaria, Iranzo subrayó que las limitaciones de las comunidades autónomas no deben ser un obstáculo.

En este sentido, abogó porque las fusiones se hagan entre instituciones de distintas comunidades con el objetivo diversificar la exposición al riesgo y porque si son de la misma región se duplicarían las oficinas.

Recordó que las dudas que pueda haber sobre la solvencia del sistema financiero están vinculadas a su exposición al sector inmobiliario, que concentra el 60 por ciento del crédito concedido, con 320.000 millones de euros para los promotores, 160.000 para los constructores y 310.000 para hipotecas de los particulares.

Apuntó que con tasas de morosidad por encima del 6 ó 7 por ciento, algunas entidades tendrían "gravísimos problemas", aunque señaló que, en su conjunto, el sistema financiero puede soportar el aumento de la mora.

Iranzo recordó que otro de los problemas a los que hay que hacer frente es el hecho de que los bancos y cajas se están convirtiendo en inmobiliarias, lo que lastra su capacidad para invertir en el sector y les obliga a buscar alternativas de financiación.

Esto significa que es muy difícil que el sector inmobiliario se vuelva a expandir "vía hipotecas", al menos en los próximos 18 meses.

En el área macroeconómica, pronosticó que en febrero de 2009 los tipos de interés de la zona euro estarán en torno al 2 por ciento y el Euribor se situará ligeramente por encima del 3 por ciento, en tanto que la inflación será del 1,5 por ciento.

Añadió que a cierre de año, España entrará "técnicamente" en recesión y destacó que en 2009 el PIB caerá el 1,3 por ciento, en tanto que la aportación del sector de la construcción se reducirá el 10 por ciento y el de la edificación residencial el 17 por ciento.

La tasa de paro que se situará entre el 15,5 y el 16 por ciento, señaló.

El director del IEE apuntó que la bajada del Euribor será una buena noticia para los ciudadanos que ya estén endeudados, mientras que los que quieran hipotecarse lo tendrán más difícil porque las entidades seguirán manteniendo altas las primas de riesgo.

Aunque, en su opinión, lo peor de la crisis financiera ya ha pasado, explicó que en los próximos meses se seguirá produciendo una restricción del crédito.

En este sentido, subrayó que los planes de rescate internacionales darán lugar a la mayor emisión de deuda pública de la historia, lo que conllevará "serios problemas" en los próximos dos o tres años.

Respecto a las medidas acordadas para abortar la crisis, Iranzo señaló que no le gusta nada que se haya abierto la puerta a la intervención pública en las entidades financieras y que se haya aumentado el fondo de garantía.

Por contra, consideró adecuado las medidas adoptadas para intercambiar deuda y obtener liquidez a más largo plazo.

Iranzo advirtió de que la banca va a dedicar la mayor parte de los recursos obtenidos en la compra de activos financieros a la refinanciación de proyectos ya existentes, lo que implica que no hay proyectos nuevos y que no se diversificará el riesgo.

El director del IEE arremetió contra la ley concursal porque, en su opinión, está pensada "para que no haya concursos", y porque el elevado número de garantías al que obliga mantiene paralizados los juzgados mercantiles.

Respecto a la crisis inmobiliaria, destacó que los problemas de financiación por los que atraviesa el sector se están viendo agravados por la nueva ley del suelo, que ha reducido el valor de los activos de manera "irracional".