Público
Público

La Iglesia lanza una campaña para frenar la desbandada de alumnos de religión

Ofrece argumentos para "salvar las barreras" de los centros y contra la tendencia a la baja de la "apasionante asignatura", cuyas matriculaciones retrocedían un punto al año hasta la aparición de la Lomce

Publicidad
Media: 2.88
Votos: 8
Comentarios:

Imagen de la campaña 'Me apunto a religión' de la Conferencia Episcopal.

La Conferencia Episcopal Española (CEE) ha dado a conocer este lunes la campaña con la que pretende animar a los jóvenes de entre 13 y 17 años a elegir la asignatura de religión así como dar argumentos a sus tutores para "salvar las barreras" que puedan encontrar para matricularlos.

Con el lema Me apunto a religión la jerarquía católica desglosa las razones para cursar la asignatura, que permite comprender "por qué las religiones han sido, son y serán fundamentales en la vida de las personas": "Las tensiones en Oriente Medio, el liderazgo del Papa Francisco, la necesidad del cuidado de la Naturaleza, la preocupación por los refugiados, la persecución sistemática de los cristianos en Oriente y África, las causas del terrorismo son afrontadas en esta asignatura".

"Cuando te apuntas a la asignatura de religión te apuntas a entender las claves que han formado la historia, la política, el arte, las costumbres, la cultura o las leyes y por qué las religiones han movido el mundo", explica la campaña, haciendo referencia a contenidos lectivos que ya se dan en otras asignaturas como historia.

Contra "la ideología laicista"

Uno de los aspectos más llamativos de la campaña, que se difundirá a través de las redes sociales y medios digitales, son las "barreras" que los jerarcas católicos han detectado que pueden "encontrar" los interesados en la asignatura.

"Impedir la presencia de la religión en la escuela va contra la Constitución y contra los derechos humanos", dice la CEE

Me apunto a religión destaca que los centros no pueden argumentar que no imparten la asignatura porque defienden la enseñanza laica: "Los centros son aconfesionales y no propagan la ideología laicista. Impedir la presencia de la religión en la escuela va contra el derecho de los padres a elegir la educación de sus hijos (art.27 de la Constitución) y contra los derechos humanos que defienden la enseñanza de la religión (art.18 de la Declaración de los Derechos Humanos)".

[Entrevista: "La democracia española es rehén de la jerarquía católica"]

"Su nota debe contar para la media"

La campaña también desmiente otro supuesto argumento que se puede plantear en contra de la asignatura: "No cuenta para nota". Y lo hace a pesar de que su definición como evaluable —y por tanto, que cuente para la concesión de becas basadas en el rendimiento académico— sea uno de los principales motivos que han provocado la rebelión de estudiantes, maestros y tutores contra la Lomce.

"Las causas del terrorismo", entre los contenidos que aspira a tratar la asignatura

"Según la Ley de Educación vigente la asignatura es evaluable y su nota debe contar para la media académica. En cualquier caso, cuenta para la vida. Lo que aprendes en clase de religión se comienza a vivir incluso desde antes de salir del aula", recoge la campaña. 

El presidente de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis y obispo de Segovia, César Franco, ha aprovechado para pedir que esto siga siendo así durante la presentación de la campaña: "La religión no es una realidad interior, sino un ineludible hecho cultural", ha manifestado en referencia a las negociaciones en el Congreso para lograr un pacto educativo, según ha recogido Efe. 

[Más información: Cuatro obstáculos para el pacto educativo]

Otras posibles alegaciones de los centros según la CEE son la falta de profesores ("La Iglesia prepara a docentes para impartir la asignatura de la religión en cada centro", recuerdan en este punto) y que su horario se solape otras asignaturas, algo que también impide la Lomce. 

Caída imparable de matriculaciones... Hasta la Lomce

Según los datos ofrecidos por la Conferencia Episcopal, la implantación de la Lomce y la posición reforzada que otorga a la asignatura de religión ha conseguido frenar lo que parecía una imparable tendencia a la baja en el número de matriculaciones. No obstante, la oposición de todos los grupos parlamentarios excepto el PP a que la religión conserve sus privilegios en un hipotético pacto educativo puede revertir esta tendencia.

El curso año analizado por el Ministerio de Educación, 2014/15, presenta un aumento de casi tres puntos en las matriculaciones en primaria de los colegios públicos, donde ascendieron del 61,6% al 63,01%. Este incrementó coincidió con la implantación de la Lomce en esta etapa educativa. Pese a la subida, la media total contando a los centros privados y concertados cayó un punto. 

La CEE afirma que este curso 2016/17, la aplicación de la Lomce en segundo de bachillerato ha coincidido con un aumento de casi 17 puntos en los alumnos matriculados en religión en institutos públicos (37%), en comparación con la última cifra oficial disponible, del curso 2014/15 (20,9%). En la ESO, la cifra habría pasado del 35,% al 47%. 

Según el Anuario estadístico del Ministerio, en el curso 2000/01 cursaban religión en España el 83,3% de los alumnos de primaria y el 63,7% de secundaria, contando los centros de todas las titularidades. En el curso 2014/15 los porcentajes habían caído al 63% y el 35% respectivamente.