Público
Público

La Iglesia no pondrá obstáculos para bautizar al pequeño Javier

El Obispado de Cádiz afirma que la forma de gestación, la selección genética, no interfiere

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Iglesia no comulga con la técnica de selección de embriones por la que nació Javier, pero no lo considera un obstáculo para que el bebé sea bautizado. 'El obispo no va a poner ninguna pega para que el niño reciba el sacramento; la forma de gestación del niño no interfiere', aseguró este viernes un portavoz del Obispado de Cádiz. La condición, 'en este caso y en todos', es que los padres se comprometan a ofrecerle una educación cristiana. 'En esto es el párroco el que tiene la última palabra', añade.

Soledad Puertas y Andrés Mariscal, los padres de Andrés, el primer niño en el mundo curado de betatalasemia mayor gracias a su hermano Javier, seleccionado genéticamente se consideran católicos. Se casaron por la Iglesia, bautizaron a Andrés ahora con siete años y su deseo es hacerlo también con Javier, de cinco meses. Aún no han comenzado los trámites, porque prácticamente acaban de salir del hospital. 'No sabemos aún si lo bautizaremos en Algeciras (donde residen) o en Sevilla, de donde es la madrina y donde nació Javier y se curó Andrés, aunque nos falta el padrino', afirma el padre.

Al igual que el Obispado, el párroco de la Iglesia de Nuestra Señora de la Palma, en Algeciras, asegura no tener ningún problema en bautizar a este niño o a cualquier otro que cumpla con el objetivo del sacramento. 'Es algo muy personal, yo no conozco a la familia, si ellos no me lo dicen, yo no voy a investigar cómo ha sido gestado; pero, en cualquier caso, actuaría de forma común, con el mismo criterio que con todos los niños', asegura. La familia insiste: 'Nosotros no hemos matado a nadie, hemos salvado dos vidas'.