Público
Público

La Iglesia, contra el nuevo videoclip de Lady Gaga

En 'Judas' , la artista interpreta a una Magdalena enamorada del apóstol y se rodea de símbolos religiosos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Monstruos, gracias por inspirarme para esta canción. Sangre, sudor y Judas'. Así ha presentado Lady Gaga su nuevo single, Judas, cuyo videoclip se estrena mañana en medio de una enorme polémica.

En su nueva canción, la cantante hará el papel de una María Magdalena enamorada de Judas. La canción, ya presentada oficialmente, incluye frases como 'en el sentido más bíblico, estoy más allá del arrepentimiento' o  'Judas es el demonio al que me aferro', que han generado críticas desde la Iglesia.

La Liga Católica por los Derechos Religiosos y Civiles estadounidense se he manifestado en contra del vídeo por la utilización de símbolos religiosos de forma poco respetuosa. Y es que en el videoclip de Judas, Lady Gaga interpretará a María Magdalena, y según los responsables de la Liga, los símbolos religiosos tendrán un matiz publicitario en él, algo a lo que se oponen.

 

Bill Donahue, presidente de la organización, ha declarado que encuentra a Gaga 'cada vez más irrelevante' y no le parece coincidencia que la cantante presente ese material cuando está tan cerca la Semana Santa y la Pascua. 'Esto es un truco... Lady Gaga sigue intentando impactar a católicos y cristianos en general: se viste como monja, se traga un rosario... Quiere aprovecharse de la idolatría cristiana para llamar la atención en sus presentaciones sin talento, mundanas y aburridas... ¿Es ésta la única forma de llamar la atención? Esto es intencional, ahora que nos acercamos a Semana Santa y Pascua'.

Por su parte, tanto Lady Gaga como Laurieann Gibson, directora del vídeo, aseguran que su intención no es ofender a nadie con el videoclip de Judas, sino que además, ellas mismas creen en el Evangelio. Según ellas, el material 'cambiará al mundo, pero no es blasfemo'.

El tema que trata el vídeo de Judas y la polémica generada ya han motivado las comparaciones con Madonna y su material para la canción Like a Prayer, que el Vaticano trató de censurar y en donde se mostraba un Jesús negro.