Público
Público

La Iglesia salvadoreña espera que la matanza de Tamaulipas cambie la actitud de los países

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Iglesia católica de El Salvador dijo hoy que espera que la matanza de 72 inmigrantes en México cambie la actitud de los Estados frente a la migración y pidió unirse en oración por los fallecidos salvadoreños que serán recibidos este domingo y los que han sido víctimas en ese camino.

"Querría pedir (...) por el eterno descanso de estas personas, pero también que hagamos oración al Señor para que esto sirva para que cambie la actitud de los Estados y de las personas mismas que quieren impedir que las personas puedan movilizarse buscando sobrevivir", afirmó el arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar.

El prelado, en su tradicional rueda de prensa tras la misa dominical, señaló que encomendó a los salvadoreños que perdieron la vida en la masacre ocurrida en el estado de Tamaulipas y atribuida a presuntos integrantes del grupo armado Los Zetas.

"Quiero hacer un llamado a todos los salvadoreños a que nos unamos en oración por las once o más víctimas salvadoreñas (...), pero también por los demás, los 72 de distintas nacionalidades, y por todos los que han sido víctimas en este camino", aseveró.

"La masacre nos ha conmovido a todos, ciertamente, pero a veces sucede que muere uno, mueren dos y pasan desapercibidas estas vidas que igualmente son valiosísimas. No es justo que pase desapercibida ni una sola vida humana que se pierde tan injustamente", añadió.

El religioso consideró que esta matanza "es sumamente grave" y dijo esperar que "no se repita, sino por el contrario que sea la ocasión para que se reflexione y hayan medidas positivas y leyes justas" que favorezcan a los inmigrantes "no solo en el camino, sino también en los Estados Unidos".

"Ojalá obtengamos la reforma integral migratoria que estamos solicitando. Mi llamado es doble: por una parte que oremos, pero por otra parte también que hagamos todo lo que podamos hacer y pidamos al Señor, a la vez, para que esta situación cambie", complementó.

Los 72 inmigrantes latinoamericanos fueron asesinados el pasado 24 de agosto cuando intentaban llegar sin documentos a Estados Unidos.

Entre las víctimas se cuentan, además de salvadoreños, hondureños, guatemaltecos, brasileños y ecuatorianos. Hasta el momento hay al menos dos sobrevivientes: un ecuatoriano y un hondureño.