Público
Público

Iglesias advierte que ninguna comunidad puede tener un "trato de privilegio"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, ha advertido hoy de que ninguna comunidad autónoma puede beneficiarse de un "trato de privilegio" en la negociación del modelo de financiación autonómica, ya que todos los estatutos tienen sus propios "imperativos", y no sólo el de Cataluña.

En un encuentro con la prensa, Iglesias ha remarcado que el Gobierno central tiene la "responsabilidad" de tener en cuenta todos los estatutos de autonomía, "aunque sólo se hable de uno", para completar el "puzzle" de la financiación.

Iglesias ha comentado que al inicio de este tipo de negociaciones siempre se producen "tiras y aflojas", pero se ha mostrado "convencido" de que finalmente se producirá un acuerdo que beneficiará a todas las comunidades.

El presidente autonómico ha insistido en que el objetivo de Aragón es que la población no sea el único parámetro a la hora de calcular el coste de las prestaciones sociales.

La propuesta de Aragón -que, según ha dicho, es compartida por la mitad de las comunidades- es que el criterio de la población esté "modulado" por cuestiones como la superficie del territorio, la dispersión geográfica, el envejecimiento y el esfuerzo fiscal.

Como ejemplo, Iglesias ha señalado que construir una carretera en la Comunidad de Madrid para atender al mismo número de habitantes es más barato que en Aragón, al tener la tercera parte de superficie. De igual manera, ha comentado que las personas de avanzada edad producen un gasto en servicios sociales mucho mayor, cuestiones todas ellas que hay que tener en cuenta.

Si no se tuvieran en cuenta estos parámetros, Iglesias ha asegurado que Aragón no firmaría un sistema negativo para sus intereses, si bien ha precisado que se trata de un supuesto que no contempla al estar convencido de que finalmente habrá acuerdo.

Pese a defender unos criterios muy claros, Iglesias ha reconocido que no es partidario de establecer unos "objetivos inalcanzables" en la negociación porque ello puede deparar en una "gran frustración".