Público
Público

Iglesias cree que Rajoy no tiene autonomía para tomar "decisiones valientes"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El secretario de Organización del PSOE, Marcelino Iglesias, cree que al PP no le haría "ningún mal, ni siquiera electoralmente", tomar decisiones "valientes" y apoyar al país para superar la crisis, pero teme que la dirección del partido y su líder, Mariano Rajoy, carecen de autonomía para hacerlo.

De este modo se pronuncia Iglesias en una entrevista con Efe, en la que, además de criticar la postura irresponsable y antipatriótica del PP al dar la espalda al Gobierno en todas las medidas para salir de la crisis, va más allá y apunta que "hay muchos factores que inciden y restan mucha autonomía al señor Rajoy".

Precisamente, a su juicio, ese es el "talón de Aquiles" de Rajoy, que "está demasiado condicionado por posiciones internas y externas", en alusión a las posturas de dirigentes como José María Aznar y Esperanza Aguirre, pero también a opiniones de "esos organismos", cuyos nombres no quiere desvelar, pero que "todo el mundo sabe".

"Hay muchos elementos que le ponen muy difícil a Rajoy tener la autonomía que tendría que tener en este momento para tomar decisiones valientes de apoyar al país", juzga Iglesias.

A renglón seguido, constata que el Gobierno no ha contado con ningún respaldo del PP en este momento de dificultades, y "eso no es una actitud de patriotas que aman a su país; lo que aman es conseguir el gobierno de su país".

Frente a ese comportamiento del PP, Iglesias contrapone la actuación del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, capaz de tomar decisiones difíciles en momentos de crisis y de gobernar y generar nuevos derechos sociales en época de bonanza económica.

"Estas reformas no son un capricho de nadie, ni del Gobierno. Son imprescindibles. Sin ellas, el crecimiento se retrasa, con ellas, el crecimiento será más rápido", resume Iglesias.

Y eso finalmente "lo entenderán" los ciudadanos, zanja el "número tres" del PSOE, y añade que "nada será igual cuando termine esta crisis global", en la que todos los países occidentales han tenido que hacer ajustes, cada uno "dentro de su orientación".

Junto a esa reflexión, Iglesias subraya un matiz: "No se toman las mismas decisiones con la misma orientación en Irlanda, donde se echan a la calle a más de 400.000 funcionarios, que en España, donde se les pide un esfuerzo, pero no se llega a esas posiciones tan drásticas que han tomado gobiernos de la derecha".

Es en este contexto donde Iglesias habla de las próximas citas electorales, las más cercanas las autonómicas y municipales de mayo de 2011, y diagnostica que el crédito electoral del PSOE no se verá dañado por la gestión de la crisis, porque las decisiones que está tomando el Gobierno "tendrán un efecto positivo en la economía" y la gente las comprenderá.

Deja claro, en todo caso, que el PSOE aspira a ganar el 22-M y dice que con ese ánimo están trabajando en el Comité Electoral, bajo la batuta del vicesecretario general del partido, José Blanco.

Todavía no está diseñada la participación de Zapatero en la campaña, pero es tajante a la hora de sostener que "el partido va a dar la batalla y el Gobierno colaborará con el partido para ganar".

"Queremos ganar esas elecciones", reitera, para aclarar que los dirigentes regionales del partido comparten las medidas de ajustes, aunque son conscientes de que requieren una labor más intensa de pedagogía.

Una obligación que han asumido desde el Gobierno y desde el partido para explicar "con serenidad" que se trata de una política "imprescindible" para asentar un crecimiento rápido y sólido.

"Cuando lo explicamos, la gente lo entiende", dice Iglesias en alusión a la reforma de las pensiones, ante la que se compromete a agotar "todos los minutos y todos los segundos" para intentar llegar a acuerdos, incluso con los agentes sociales.

Garantiza Iglesias en este punto que el objetivo del Gobierno es hacer sostenible el sistema público de pensiones, afianzarlo y darle mayor seguridad, porque "sería muy irresponsable no empezar a tomar medidas ahora" sabiendo que dentro de 15 ó 20 años empezará a haber problemas y que la gente "se angustiaría".

Iglesias no cree que el pésimo resultado del PSC en los comicios catalanes de noviembre vaya a tener como efecto que los socialistas catalanes vuelvan a plantear contar con grupo propio en el Congreso.

También rechaza la posibilidad de que España tenga que ser intervenida por la UE y descarta que el Gobierno estudie introducir el copago sanitario el próximo año.