Público
Público

Ignacio González amenaza con cerrar Telemadrid si no se aprueba un ERE

El Consejo de Administración acordó el lunes reducir en un 35% los gastos de explotación en 2013

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Comunidad de Madrid se plantea cerrar Telemadrid si no consigue sacar adelante un ERE que reduzca 'de manera importante' la plantilla y permita externalizar gran parte del servicio. Ese es el órdago o ultimátum que lanzó este martes el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González al referirse al futuro de la televisión pública madrileña. 

'Si conseguimos hacer un ERE que nos permita mantener el servicio, lo haremos externalizándolo; si no podemos hacerlo, tendríamos que plantear en su caso el cierre', dijo González, quien además remarcó que Telemadrid 'es un servicio público deficitario que en las actuales condiciones no se puede mantener'. El presidente madrileño achacó la situación a que los ingresos por publicidad 'han caído de manera enorme'.

González se amparó en la reciente normativa aprobada por el Gobierno que  impide a las administraciones públicas mantener servicios deficitarios en materia audiovisual, y por ello insistió en que es necesario realizar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en Telemadrid 'porque es una imposición legal'.

Por eso González incidió en la necesidad de reducir 'de manera importante la plantilla' de Telemadrid para que la televisión regional 'sea viable'. Y añadió que le gustaría poder llevarlo a cabo de acuerdo con los sindicatos, pero que si no fuese así 'se tendría que hacer exactamente igual'.

Fuentes de la dirección de la empresa aseguraron a EFE que el objetivo central es hacer la televisión autonómica rentable y cumplir así con la ley audiovisual, aunque, advirtieron, de no lograr cuadrar las cifras 'no hay ningún planteamiento descartado'.

La dirección del Ente Público adjudicó hace unos días a la Unión Temporal de Empresas (UTE) Deloitte-Cuatrecasas la elaboración de un estudio de viabilidad de la cadena autonómica, que se conocerá a finales del mes de noviembre. Una vez que se conozca el resultado del estudio, la empresa estudiará todas las medidas para hacer viable la continuidad de la empresa.

Precisamente ayer, lunes, el Consejo de Administración acordó reducir en un 35% los gastos de explotación al pasar de 131 millones de euros en 2012 a 84 millones en 2013.