Público
Público

Ignacio González se emociona con Aguirre: "Hace posible lo imposible"

El sucesor de la ya ex presidenta de Madrid presenta en su investidura la continuación de las medidas liberales de las que hizo gala Aguirre.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Asistía como invitada en la tribuna reservada al público, pero la sombra de Esperanza Aguirre sobrevoló el discurso de investidura de su sucesor al frente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González. Ella fue la auténtica protagonista. Primero al recibir la cerrada ovación de una  de una Asamblea de Madrid plagada de autoridades, desde el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón; el ex presidente madrileño, Joaquín Leguina; la delegada del Gobierno de Madrid, Cristina Cifuentes; o la alcaldesa de la capital, Ana Botella, entre otros.

Segundo, porque los elogios de González fueron constantes hacia la que fue su jefa durante veinticinco años. Al aún presidente en funciones de la Comunidad de Madrid, se le quebró la voz en varias ocasiones al recordar a Aguirre. González empezó agradeciendo a Aguirre 'su servicio constante a los madrileños y españoles' y se mostró orgulloso de haber podido 'crecer políticamente' al lado de la lideresa.

Pero las loas, casi diez minutos del discurso, fueron en aumento: para González la ex presidenta madrileña 'hace posible lo imposible y hace mucho tiempo que pasó la línea en la que los políticos trascienden como tal y pasan a ser estadistas al dejar de pensar en las próximas elecciones y hacerlo en la próxima generación'.

González destacó de Aguirre también su 'coraje, convicción y pasión'. 'Siempre vuelca su forma de pensar en lo que hace. Y muestra trabajo y dedicación para llevar a cabo sus proyectos. También tiene muy claro que en la política hay adversarios y no enemigos y ha demostrado su afán de escuchar a todos y colaborar con todos', continuó. González dijo que la política conservadora 'puede estar muy orgullosa de sus obras: se ha entregado por los demás'.

En cuanto a los aspectos más concretos de su acción política, González anunció la reducción de organismos de la administración y la compensación de parte de las cotizaciones empresariales a la Seguridad Social hasta dieciocho meses para el primer trabajador que contraten.

En concreto, el candidato, que es el actual presidente en funciones, quiere suprimir organismos cuyas funciones puedan ser asumidas por otros, como el Consejo Económico y Social, la Agencia de Protección de Datos y Promomadrid.

González quiere suprimir organismos que cumplan funciones asumibles por otros El Ejecutivo madrileño aprobó hace dos años un plan de racionalización del sector público, que ya ha supuesto la supresión de un tercio de las empresas de la administración y la extinción de un 42% de los organismos autónomos.

Las líneas maestras del discurso económico de González pasaron por continuar el proyecto liberal de Aguirre con puntos como la disciplina presupuestaria, que pasa por gastar sólo en la medida de lo que se ingresa, el fomento de la iniciativa privada y la bajada de impuestos siempre que sea posible. González hace suyas iniciativas de los últimos años, como el bilingüismo y la libertad de elección de centro en materia educativa, y esa misma libertad para elegir médico y horario de apertura comercial.

En el debate sobre el estado de la región, hace dos semanas, Aguirre ya apuntó que, para favorecer la contratación y el empleo, las aportaciones públicas en cursos de formación que recibían las organizaciones empresariales y sindicales estarán a disposición de los emprendedores que generen empleo.

Lo que hará Ignacio González, según las fuentes, es anunciar que esa puesta a disposición será antes de que acabe el año.

El pleno de investidura de Ignacio González en la Asamblea de Madrid comenzó con polémica por el homenaje a Santiago Carrillo. Aunque la solicitud de IU de guardar un minuto de silencio fue rechazada, los diputados de este grupo y del PSM finalmente se pusieron en pie por su cuenta. Era una polémica ya anunciada, dado que la Asamblea de Madrid no tiene por costumbre guardar minutos de silencio por la muerte de personaliades políticas relevantes, sino leer una declaración recordando su figura. Cuando IU solicitó a la Junta de Portavoces la pasada semana un minuto de silencio, el PP propuso a cambio la fórmula habitual de leer una declaración, e Izquierda Unida anunció que, de hacerse así, sus diputados se levantarían en sus escaños en silencio.

Nada más comenzar el pleno, José Ignacio Echeverría, presidente de la Cámara, ha tomado juramento a dos nuevas diputadas y, a continuación, quiso proseguir con el orden del día, directamente con la intervención de Ignacio González y sin leer ninguna declaración. Sin embargo, el portavoz de IU, Gregorio Gordo, ha pedido la palabra a Echeverría, y cuando este le ha preguntado en base a qué artículo lo solicitaba, ha respondido: 'Al artículo mortis'.

Tras un pequeño rifirrafe de los dos —uno solicitando la palabra y el otro denegándola—, Echeverría pidió al secretario que procediera a leer el punto único del orden del día, la propuesta de candidatura a la Presidencia de la Comunidad. Y mientras este lo leía, los diputados de IU y del PSM se pusieron en pie en sus escaños y guardaron un minuto de silencio, que concluyó con un aplauso de estos parlamentarios coincidiendo con el momento en el que González se acercaba a la tribuna de oradores para comenzar su intervención.