Público
Público

Ignasi Guardans desata la guerra de los alcaldes

Los directores de festivales de cine admiten una burbuja que crea confusión en el sector

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El suelo del mundillo del cine nacional está otra vez que tiembla. En esta ocasión, hasta los alcaldes salen a la palestra para hablar de un tema que les toca directamente: la reordenación del mapa de festivales de cine, anunciada por Ignasi Guardans, director del Instituto de Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA).

En concreto, los alcaldes de San Sebastián y de Málaga abrieron ayer el fuego ante la idea del ICAA de que Málaga sea el gran mercado del cine nacional y San Sebastián se limite a una labor de prestigio y educativa. Odón Elorza, edil de Donostia y presidente del patronato del festival del que también forma parte el Ministerio de Cultura, ha tildado de 'inoportunas' las declaraciones de Guardans sobre Zinemaldia, aparecidas en el diario El País. Elorza sacó pecho y afirmó que el festival de Donostia tiene que servir como 'espacio expositivo', pero también 'de compraventa', contradiciendo así al director del ICAA. El alcalde donostiarra mostró además su malestar con las alusiones de Guardans a la supuesta falta de plazas hoteleras de la capital guipuzcoana. 'Cualquier consideración' sobre la existencia o no de un aeropuerto y de plazas hoteleras en San Sebastián 'está fuera de lugar' porque la ciudad 'reúne los requisitos' para albergar un festival de primera categoría, que lleva 57 ediciones.

Elorza: 'Donosti debe servir como espacio expositivo, y también de compra-venta'

Por el contrario, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, invitaba ayer a Guardans al patronato de su festival. En realidad, Carmelo Romero, director de la cita malagueña, admitía ayer a Público que 'todo esto surge de una reunión' que mantuvieron el alcalde, Guardans y él mismo, en la que el director del ICAA había manifestado su deseo de formar parte del patronato del festival. 'No tiene sentido que el Ministerio nos diera una subvención pequeña y no estuviera más implicado'. Por ahora, el ICAA sólo forma parte de los patronatos de Donostia y Huelva, donde tiene capacidad de decisión.

Además de la guerra de alcaldes, el ICAA ha abierto un interrogante sobre un asunto que lleva años siendo comidilla del sector del cine, pero sobre el que nadie se atreve a poner nombres y apellidos. ¿Existe sobrepoblación de festivales en España? ¿Debe o no cada ayuntamiento tener su propio sarao festivalero? Público ha lanzado la pregunta a un puñado de directores de festivales. Nadie niega la mayor: España ha vivido un boom en los últimos diez años. Pero, ¿es perjudicial o, por el contrario, beneficia a un público que lo tiene dificil para ver cine arriesgado?

'Los festivales no son del Ministerio', afirma el director de la Muestra de Segovia

Guardans sostiene que hay muchos festivales y, en ocasiones, se solapan. Uno de los que podría darse por aludido sobre este punto es Eliseo de Pablos, director de la Muestra de Cine Europeo de Segovia, cuyas fechas están muy próximas a otro festival con la misma temática, el Europeo de Sevilla. De Pablos lo tiene claro: 'Los festivales no son del Ministerio. La aportación que hace el ICAA es mínima, salvo en la Seminci, Huelva, Málaga o San Sebastián'. En su caso, la ayuda ministerial es de 15.000 euros. 'Estoy de acuerdo con que reordenen su política de ayudas, que es muy dispersa, pero con qué criterio se va a hacer. ¿No podrá haber dos certámenes de cine europeo? El nuestro no es competitivo, es divulgativo', matizó.

He ahí uno de los debates (casi de naturaleza léxica) que sostienen unos y otros. Una cosa son las muestras y otra los festivales competitivos. Para Claudio Utrera, que dirige el Festival de Las Palmas 'el ICAA debe apuntar las medidas necesarias para que se establezca una especie de selección natural'. Romero, de Málaga, lo secunda: 'El problema de que haya tantos es que se fomenta una competencia que está vinculada a la indefinición de algunos, que cogen de aquí y allá y adoptan las señas de identidad de otros'. Para muchos, sin embargo, la llave no la tiene Guardans, sino la economía: la crisis y el recorte presupuestario de los consistorios regulará un mapa que se tilda de caótico.

'Hay confusión entre lo que es un festival, un ciclo, o una muestra'

Confusión. Ese es el término más común para definir el paisaje festivalero. 'Hay confusión entre lo que es un festival, un ciclo, o una muestra', comenta Utrera. Para Eduardo Trías, al mando del Festival Iberoamericano de Huelva, los festivales deben adaptarse a los nuevos tiempos. 'Hace años Huelva era la única puerta de entrada a Europa del cine latinoamericano, el paisaje ha cambiado y ahora nos estamos reorientando al nuevo talento, ya que no podemos traer a Campanella, que se va a San Sebastián'. Sea como sea, para Trías no hay discusión: 'Un festival de cine es cultura y es bueno que haya cuantos más mejor'.

Punto de Vista no es uno de los 42 festivales que el ICAA apoya (hay un total de 233 en España). Nacido hace cuatro años y financiado por el Gobierno navarro, el festival ha creado una parcela distintiva. Su nuevo director, Josetxo Cerdán, cree que la supervivencia pasa por la especialización. En su caso, el documental de autor. Pero además, Cerdán abre la puerta al que quizás es el verdadero debate: 'Los festivales se están convirtiendo en una red de distribución paralela. El momento es complejo. Lo que hay que pensar es qué es un festival y si nos debemos seguir rigiendo por los mismos viejos criterios de exhibición y premios'.