Público
Público

La II Guerra Mundial aún causa resquemores

Cruce de declaraciones entre los países enfrentados en el conflicto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En el 70 aniversario del comienzo de la II Guerra Mundial, el pacto de no agresión tácito entre vencedores y vencidos se ha tomado una pequeña pausa. Corea del Norte ha pedido a Japón que se disculpe y compense por los abusos del Ejército Imperial nipón durante el conflicto. 'Japón deberá seguir el paso de los países que han demostrado su integridad para reparar el pasado', ha defendido el diario del Partido de los Trabajadores norcoreano Rodong Sinmun.

Por su lado, el primer ministro ruso, Vladimir Putin, ha condenado 'sin vacilación' el pacto firmado entre Stalin y Hitler para repartirse Polonia, aunque lo ha justifciado por el momento histórico que vivía Europa. Su reflexión la ha publicado en el diario polaco Gazeta Wyborcza y lleva por título 'carta a los polacos'. Putin visitará mañana Polonia, donde asistirá junto a otros mandatarios a los actos para recordar el 70 aniversario del comienzo de la II Guerra Mundial.

Putin, ha condenado 'sin vacilación' el pacto firmado entre Stalin y Hitler

El primer ministro ruso no olvida aludir a un tema espinoso en las relaciones polaco-rusas: la represión que siguió a la ocupación soviética, un episodio que vivió su capítulo más sangriento con la matanza de Katyn, donde varios miles de oficiales del ejército polaco fueron asesinados por orden de Stalin. Putin señala que 'la nación rusa', que también sufrió la opresión estalinista, 'entiende bien el sentimiento de los polacos sobre los acontecimientos de Katyn'.

En un ambiente marcado por el recuerdo y los balances, el 70% de los polacos culpan por igual a nazis y soviéticos del inicio de la contienda, según sondeo del diario polcaco Rzeszpospolita. Otro 60% considera que los crímenes cometidos por Stalin durante el conflicto son comparables a los perpetrados por Hitler.

Los consultados también lamentan que las actuales Alemania y Rusia aún no asumen totalmente el papel de destrucción que sus ejércitos desempeñaron en Polonia durante el periodo de ocupación.

De hecho, para un 61% de los polacos, Berlín tiene todavía que reconocer muchos de los episodios que sus tropas protagonizaron durante aquellos años, mientras que un 72% mantiene que Moscú debería hacer lo propio.

Lo cierto es que el pueblo polaco aún mantiene una especie de recelo instintivo frente a sus vecinos alemanes y, sobre todo, rusos, a pesar de que la guerra finalizó en 1945.