Público
Público

"Ike" arrasa el este de Texas como un poderoso huracán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El huracán "Ike" se mantiene aun en tierra como un poderoso huracán de categoría dos y con vientos de 160 kilómetros por hora en su camino por el este de Texas, informó hoy el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EEUU.

El ojo del huracán se alejaba a la 12.00 GMT del área metropolitana de Houston en dirección norte-noroeste tras causar tremendos destrozos y dejar a más de 4 millones de personas sin energía eléctrica.

Tras tocar tierra hacia las 07.00 GMT en Galveston, el ojo del ciclón mantuvo una trayectoria hacia el área metropolitana de Houston, que ha recibido el mayor impacto de un fenómeno meteorológico de su historia.

Los huracanes tienden rápidamente a perder intensidad conforme se adentran en tierra, pero en el caso de "Ike" la reducción de la fuerza de sus vientos es muy lenta por lo que ocasionará grandes daños en toda la región del sureste de Texas, oeste de Luisiana y mañana, domingo, previsiblemente en Arkansas también.

"Ike" se mueve a cerca de 24 kilómetros por hora hacia el norte-noroeste y se espera un cambio de trayectoria hacia el norte, y después al noreste en la noche del sábado, así como un incremento en la velocidad de traslación.

El CNH informó de que a lo largo del día el Ike" experimentará un debilitamiento paulatino hasta convertirse en tormenta tropical el domingo cuando la velocidad de sus vientos bajen de los 120 kilómetros por hora.

Pero durante todo el sábado, según el CNH, el "Ike" seguirá con fuerza de huracán y vientos en torno a los 130 kilómetros por hora.

"Ike" es un enorme ciclón y sus vientos huracanados se extienden a lo largo de 205 kilómetros desde el centro y hasta 415 kilómetros los de intensidad de tormenta, es decir, por debajo de los 120 kilómetros por hora.

En el aeropuerto internacional de Houston se han registrado vientos superiores a los 131 kilómetros por hora.

Se temen grandes inundaciones por las marejadas con olas de hasta nueve metros y pérdidas económicas multimillonarias, tanto en tierra como en las plataformas petrolíferas del Golfo de México y las refinerías de crudo del litoral.

En la actual temporada de huracanes en el Atlántico (del 1 de junio al 30 de noviembre) se han formado diez tormentas tropicales y cinco huracanes.