Público
Público

"Ike" disminuye su fuerza y tiende a salir hacia el oeste de La Habana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ciclón "Ike" disminuyó su fuerza en horas de la tarde de hoy para convertirse en un huracán de categoría uno que se mueve por el litoral sur de Cuba con vientos máximos de 130 kilómetros por hora y tendencia a salir por el occidente de la isla, al oeste de La Habana.

El jefe del Departamento de Pronósticos del Instituto de Meteorología cubano (Insmet), José Rubiera, indicó en el programa "Mesa Redonda" de la televisión cubana que "Ike" se encuentra en este momento al sur de Sancti Spiritus, provincia que, junto a Ciego de Ávila y Camagüey están sufriendo lluvias intensas.

A las 18.00 hora local (20.00 GMT), "Ike" se encontraba en los 21.4 grados de latitud norte y 79.9 de longitud oeste, a unos 30 kilómetros al sur-sureste de Casilda (Sancti Spiritus) y 100 kilómetros al sureste de Cienfuegos.

En ese momento se movía con rumbo oeste-noroeste a 22 kilómetros por hora con tendencia a inclinar su trayectoria "más hacia el oeste", con ráfagas de viento de hasta 200 kilómetros por hora.

Según esa trayectoria, "Ike" podría salir al Golfo de México por un punto entre "Pinar del Río, oeste, y la porción más occidental de la provincia de La Habana", dijo Rubiera.

El meteorólogo descartó el fortalecimiento del huracán "mientras no se aleje de la costa", ya que su cercanía al litoral "impide que haya un desarrollo grande".

No obstante, advirtió de que "cualquier pequeña inclinación puede distorsionar su resultado" tanto en el punto por el que saldrá al Golfo desde la isla, como a la fortaleza que pueda adquirir.

De pasar por Pinar del Río, el "Ike" sería el segundo huracán en atravesar por esa provincia en el lapso de diez días.

El sábado 30, el huracán "Gustav", de categoría cuatro, arrasó esa provincia y el municipio de la Isla de la Juventud, dejando a su paso 140.000 viviendas dañadas o destruidas, y severos afectaciones en la agricultura y las infraestructuras.

El Instituto de Meteorología informó de que bandas asociadas al sistema están dejando lluvias en la práctica totalidad del oriente cubano y comienzan a afectar a las provincias de Cienfuegos y Matanzas.

Durante la mañana del lunes, el "Ike" avanzó por el mar frente a la costa suroriental de Cuba, con categoría 2 y vientos máximos sostenidos de 160 kilómetros por hora, tras dejar severos daños en las provincias de Camagüey, Holguín y Las Tunas.

La Defensa Civil señaló que, según informes preliminares, en el oriente de Cuba los daños son "cuantiosos" en el sistema de viviendas y en la agricultura, aunque por el momento no se ha informado de muertos o heridos.

En Holguín, por donde entró en forma de huracán de fuerza 3, "Ike" castigó severamente los municipios de Banes, Gibara, Antilla, Sagua de Tánamo, Frank País, Mayarí y Moa, donde se encuentran las minas de níquel más importantes de Cuba.

La capital de la provincia, Holguín, está sin electricidad en todo el municipio, al igual que muchas otras zonas que, además, registran daños en las telecomunicaciones, problemas con el bombeo de agua y derrumbes totales y parciales de viviendas.

En Camagüey, por donde transitó durante siete horas, "Ike" dejó daños "importantes" y los ríos Tínima y Hatibonico, que atraviesan esta ciudad, comenzaron a salirse de sus cauces causando serias inundaciones.

También sufrieron severos daños los municipios Jesús Menéndez, Puerto Padre y Manatí, en el norte de la provincia de Las Tunas.