Público
Público

El 'Imperio' responde a la negativa a construir la Estrella de la Muerte

Los fans de La Guerra de las Galaxias aseguran que "tal arma en manos de tan primitivo mundo sería usada para alterar la paz en el Universo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Imperio contrataca. Tras la negativa de la Casa Blanca a construir una Estrella de la Muerte, petición presentada con el apoyo de más de 35.000 personas, los fans de Star Wars han respondido a la administración Obama a través de un curioso comunicado. El jefe de la oficina presupuestaria de la Casa Blanca para Ciencia y Espacio, Paul Shawcross, fue quien hace tan solo unos días respondió a la petición. 'La Administración comparte vuestro deseo de crear empleos y fortalecer la defensa nacional, pero no tenemos prevista la construcción de una Estrella de la Muerte'.

'Además, la Casa Blanca no es partidaria de la destrucción planetaria', explicaba Shawcross en un comunicado, quien fijó el coste de construcción de la estación espacial (del tamaño aproximado de un satélite planetario pequeño) en unos 852.000 billones de dólares, es decir, unas 13.000 veces el PIB de toda la Tierra. 'No queremos incrementar el déficit. Queremos reducirlo', indicaba el comunicado que hacía varios guiños a los fans de la saga creada por George Lucas '¿Por qué íbamos a gastarnos incontables dólares de los contribuyentes para construir algo con un fallo de diseño tan obvio que una sola nave podría destruirlo?', se pregunta Shawcross.

Ahora, los fans de La Guerra de las Galaxias han tomado el guante lanzado por Shawcross y han respondido con otro comunicado publicado en la web StarWars.com bajo el título 'El planeta Tierra abandona el proyecto Estrella de la Muerte ante el poder superior del Imperio Galáctico'. El texto, firmado por el departamento de Relaciones Públicas del Imperio y datado en el Centro Imperial de Coruscant, no tiene desperdicio. 'La abrumadora superioridad militar del Imperio Galáctico se ha confirmado una vez más por el reciente anuncio del Presidente de los Estados Unidos de que su país no intentará construir una Estrella de la Muerte, a pesar de las exigencias bélicas de la gente de su pequeño y agresivo planeta', así arranca el texto.

El mismo recoge declaraciones de Wilhuff Tarkin, gobernador de los Territorios del Borde Exterior, que afirma sin duda alguna que tal arma 'en las manos de tan primitivo un mundo sería usada para alterar la paz de los ciudadanos del Imperio Galáctico'. 'Ese gran poder destructivo sólo puede ser usado para proteger y defender a un líder tan iluminado como el Emperador Palpatine', sentencia. 'Representantes que hablan en nombre del líder de esa nación-estado de ese planeta se negaron a reconocer su cobardía de manera poco imaginativa, justificando su decisión en virtud de su responsabilidad fiscal', apunta el comunicado que acredita tal afirmación con el testimonio del almirante Conan Motti de la Flota Imperial. 'Los costos de construcción que se citaban fueron ridículamente sobrevalorados, aunque supongo que hay que tener en cuenta que este minúsculo planeta no tiene nuestros medios masivos de producción', dice el almirante.

Para terminar, el comunicado señala que los emisarios del emperador alertan de la presencia de 'elementos sediciosos en el Senado Galáctico' y hacen un llamamiento a no creer las afirmaciones exageradas de la Tierra de la existencia de una debilidad en el diseño Estrella de la Muerte.'Los ataques realizados en dicha estación -de ser construida- serían inútiles', sentencia el almirante Motti.