Público
Público

Implantes mamarios no implican riesgo de cáncer a largo plazo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las mujeres que se colocanimplantes mamarios no parecen correr más riesgo de desarrollarningún tipo de cáncer años después de la cirugía estética,reveló un nuevo estudio.

Un grupo de investigadores indicó que entre más de 6.200mujeres suecas y danesas que recibieron implantes mamarios, suriesgo a largo plazo de desarrollar cáncer de pecho era menorde lo normal, mientras que los peligros de otros tumores noeran superiores ni inferiores al promedio.

Los resultados del estudio, publicados en InternationalJournal of Cancer, se suman a la evidencia de que los implantesmamarios de silicona no generan en las mujeres un riesgoimportante de cáncer.

A diferencia de los estudios previos, la investigaciónactual logró seguir a las mujeres durante más de 15 años. Másde la mitad de las pacientes fueron evaluadas por al menos 15años y el 13 por ciento, por 25.

Este es el único estudio publicado que analizó a lasreceptoras de implantes mamarios por tanto tiempo, indicaronlos autores, dirigidos por Loren Lipworth, del InstitutoInternacional de Epidemiología en Rockville, Maryland.

Por esto, "pudimos presentar por primera vez lasestimaciones de riesgo de muchos tipos de cáncer con unaprecisión estadística muy elevada", señaló el equipo.

La relación entre los implantes de mama y un menor riesgode cáncer de pecho se había observado también en otrasinvestigaciones. Los expertos creen que varios factoresexplicarían esto.

Comparadas con otras mujeres, por ejemplo, aquellas que sesometen a un aumento del busto suelen ser más delgadas y tenerhijos a edad más temprana, dos factores que disminuyen elriesgo de tumores mamarios.

También es posible que las mujeres con antecedentesfamiliares de cáncer de mama sean menos propensas a losimplantes.

El equipo de Lipworth halló que sólo un tipo de cáncer, elde pulmón, registró una tasa más alta que el promedio entre lasreceptoras de implantes mamarios. Eso, sin embargo, parecióexplicarse por una tasa de tabaquismo relativamente elevada.

FUENTE: International Journal of Cancer, 15 de enero del2009