Público
Público

Impuestos y bajos salarios se comen el ahorro de los españoles

La tasa de ahorro se desploma en 2012 hasta el 8,2% su nivel más bajo  en doce años, por la caída de la renta de las familias.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La tasa de ahorro de los hogares españoles disminuyó el año pasado hasta el 8,2% de su renta disponible, un recorte del 2,8 puntos respecto al ratio de 2011,  en medio de la fuerte crisis que sacude la economía del país, según una información divulgada el martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Este descenso fue consecuencia sobre todo de un descenso de la renta disponible bruta del 2,7%, mientras el gasto en consumo final aumentó un modesto 0,2%. La caída del ahorro, hasta su nivel más bajo desde el año 2000, se produce en un año marcado por la subida de impuestos (el IRPF y el IVA, fundamentalmente) y la moderación, cuando no el recorte, de los salarios, en un contexto de paro creciente.

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística, en 2012 el saldo de las rentas primarias (ingresos de los hogares) cayó un 3,8% por el descenso del 5,4% de la remuneración de los asalariados y del saldo neto de rentas de la propiedad percibidas, que cayeron el 3,4%, mientras que las pagadas aumentaron el 1,3%.

El ahorro de los hogares en 2012 llegó a los 55.122 millones de euros, que unidos a los 3.455 millones correspondientes al saldo de transferencias de capital percibidas, permitió financiar el flujo de inversión de los hogares y las instituciones sin fines de lucro a su servicio (ISFLSH), estimado en 49.494 millones, el 11% menos que en 2011. Así, este sector presentó una capacidad de financiación de 9.083 millones en 2012.

En cuanto al resto de sectores institucionales, las Administraciones Públicas presentaron una necesidad de financiación de 111.616 millones, cifra que se reduce a 73.273 millones si no se incluye la ayuda de 38.343 millones a las instituciones financieras.La mayor necesidad de financiación se debió sobre todo al descenso del 2,7 % de la renta disponible y al aumento del 190,4% de las transferencias de capital pagadas que no compensó el descenso del consumo en un 5,1% y la menor inversión, del 37%. La menor renta disponible se produjo porque las rentas de la propiedad pagadas aumentaron el 35,6% y unas prestaciones sociales superiores a las cotizaciones sociales percibidas, que no compensaron la subida de los ingresos por impuestos (4,5%).

Sólo en el cuarto trimestre de 2012 la tasa de ahorro de los hogares se situó en el 12,7% de su renta disponible 3,5 puntos menos con respecto al mismo periodo de 2011. La renta disponible de los hogares disminuyó un 4,2% interanual, lo que supone 7.835 millones de euros menos que en el mismo trimestre del año anterior, por la disminución del 5,7% de las rentas primarias, por la menor remuneración de los asalariados (del 8,5%) que no compensó el aumento del 1% de las rentas de la propiedad (intereses, dividendos u otros) recibidas.

En términos absolutos, la renta disponible del sector en el cuarto trimestre fue de 176.766 millones. Respecto a la utilización de dicha renta en el cuarto trimestre, aunque el gasto en consumo de los hogares bajó un 0,6%, no compensó la disminución de esa renta, por lo que se produjo un descenso del ahorro del 24,7% hasta los 22.547 millones.