Público
Público

La impunidad de los menores de 14 años se extiende a sus padres

Prodeni propone una reforma de la ley que permita imputar a los progenitores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La impunidad de los menores de 14 años involucrados en delitos, sea cual sea su gravedad, se extiende también a sus padres. Al estar exentos de responsabilidad penal por la Ley del Menor, no son juzgados, sino simplemente devueltos a la tutela familiar. Mientras los padres de los chicos de entre 14 y 17 años deben afrontar la eventual indemnización derivada de la sentencia que el juez dicte contra sus hijos, los padres de menores de 14 años quedan totalmente al margen, al ser imposible imputar a sus hijos delito alguno.

La única vía para intentar que los padres de estos menores paguen una indemnización es que la familia presente una demanda civil. Aunque el Código Civil establece que 'los padres son responsables de los daños causados por los hijos que estén bajo su guarda', el requisito indispensable de que hayan actuado con falta de diligencia es difícil de demostrar. También es frecuente, si esto se logra, la declaración de insolvencia. 'Son juicios declarativos y si las declaraciones no prueban una responsabilidad de los padres en los actos u omisiones de sus hijos o si se declaran insolventes, no se puede hacer nada', explica Jorge Guerrero, abogado experto en menores.

José Luis Calvo, portavoz de la Asociación Pro Derechos del Niño (Prodeni), cree que el Estado debe forzar a los padres a una mayor responsabilidad. 'La reforma de la Ley del Menor, debería inclinarse, en vez de a la rebaja de la edad mínima para ser imputado por debajo de los 14 años, como está pidiendo el PP, hacia los padres, imputándolos como parte responsable cuando no se pueda hacer con sus hijos', afirma Calvo.

En declaraciones a Público, el portavoz de Prodeni propone que 'el padre de un menor que haya cometido una tropelía', como las violaciones a niñas de 13 años en Baena (Córdoba) e Isla Cristina (Huelva), 'sienta la presión del Estado'.

'No se puede devolver a los niños a sus padres como si no hubiera pasado nada', añade Calvo. Tres menores de 14 años implicados en los últimos casos de violaciones a niñas han quedado en libertad al ser inimputables por ley.

Distintas fuentes judiciales consultadas por este periódico consideraban remota la posibilidad de imputar a los padres. Olga Arderiu, vicepresidenta de la Sección de Derecho Penal del Colegio de Abogados de Barcelona (ICAB), explica que la imputación de los padres por los delitos cometidos por menores de 14 años es 'imposible' con la actual legislación. 'En España, sólo puedes ser imputado por dolo o imprudencia', añade Arderiu.

Respecto a la posibilidad de que en casos como los de Baena o Isla Cristina se imputara a los padres por imprudencia, esta especialista también es escéptica. 'Si no se demuestra que instaban a los menores a cometer el delito, la acusación no tendría fundamento', afirma.

Tampoco es fácil involucrar a los padres de estos menores en los procesos de asistencia social a sus hijos. La Ley del Menor establece con claridad que con los menores de 14 años la respuesta jamás debe ser penal, sino 'familiar y de asistencia civil'. Pero el propio Defensor del Menor de Andalucía, José Chamizo, y otros expertos han reiterado esta semana que, en muchas ocasiones, estas medidas no se llevan a cabo.

El Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, aportó ayer su punto de vista al debate sobre la Ley del Menor. 'Es importante la permanencia de una ley porque sus cambios no pueden estar al socaire de acontecimientos imprevistos', dijo. Y puso como ejemplos otros casos violentos protagonizados por menores, como la violación y asesinato de Sandra Palo.

A su juicio, 'la ruptura de la permanencia de la ley es una crítica implícita al sistema democrático' y abogó por recabar 'un consenso importante' antes de cualquier reforma.