Público
Público

Imputados aún no detenidos se presentan a la Audiencia para evitar su arresto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los cuatro imputados por los actos de acoso a diputados catalanes que aún no habían sido detenidos por los Mossos d'Esquadra se han presentado hoy ante el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco, que instruye el caso, para evitar así su arresto, han informado fuentes jurídicas.

Tras su entrega voluntaria, el magistrado ha ordenado a esos cuatro imputados, a los que la policía no había entregado la citación judicial para acudir a declarar, presentarse el próximo jueves 13 en la comisaría de los Mossos d'Esquadra para que se les haga la "pericial fisionómica".

Asimismo, el juez Eloy Velasco ha impuesto hoy comparecencias quincenales a los diecisiete imputados que han comparecido ante él por su supuesta implicación en los actos de acoso a diputados del Parlamento catalán el pasado 15 de junio, incluidos los cuatro que no habían sido detenidos.

El magistrado ha obligado también a los imputados por un delito contra las altas instituciones del Estado a que faciliten la dirección de su domicilio habitual y un teléfono de contacto.

Los diecisiete jóvenes estaban citados por el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional desde las diez de la mañana, aunque han llegado al tribunal una hora antes de lo previsto.

Las mismas fuentes han indicado que las diecisiete personas se han negado a contestar a la fiscal y a la acusación popular, así como a sus defensas, a diferencia de los otros tres imputados que declararon el pasado viernes, que, a preguntas de sus letrados, dijeron que no usaron "métodos de violencia, coacción e intimidación" en sus protestas "por los recortes" del Gobierno catalán.

Según ha explicado uno de los abogados de los imputados, Gonzalo Boye, el hecho de que los cuatro imputados no detenidos tengan que comparecer ante los Mossos d'Esquadra demuestra que las detenciones de la semana pasada en la Ciutat de la Justicia de Barcelona, cuando ocho de los imputados fueron voluntariamente ante el juez de guardia -se arrestaron a seis de ellos-, fueron "arbitrarias y desproporcionadas".

"El único motivo de esas detenciones era hacerles la ficha policial", ha aseverado Boye, que ha anunciado que van a presentar una querella criminal porque su objetivo era practicar "unas diligencias a espaldas de cualquier defensa".

Fuentes fiscales han explicado que durante la declaración se les han mostrado las imágenes aportadas por los Mossos d'Esquadra en las que identificaron a 20 personas presuntamente implicadas en los insultos y zarandeos que sufrieron varios diputados que pretendían acceder a la cámara catalana para el debate de los presupuestos autonómicos, con el que se abría la puerta a los recortes.

En esas imágenes, han señalado las mismas fuentes, "se ve clarísimamente" a algunos de los jóvenes que hoy han comparecido ante el magistrado, por lo que es "pertinente" que se realice la "pericial fisionómica" a todos los imputados "de cara a un posible juicio futuro".

Por su parte, el abogado de la acusación popular, ejercida por el sindicato ultraderechista Manos Limpias, Antonio Alberca, ha señalado que en esas imágenes se ve con claridad cómo algunos de los imputados tuvieron una "actitud violenta" con los diputados.

Mientras los imputados comparecían ante el juez Velasco, otras veinte personas, aproximadamente, del llamado Movimiento del 15M se han concentrado frente a las puertas de la Audiencia Nacional detrás de una pancarta que rezaba: "Yo también estaba en el Parlament".

Al abandonar la Audiencia Nacional, los imputados han salido del tribunal tapándose las caras con periódicos y chaquetas, y uno de ellos se ha cubierto el rostro con una careta de las utilizadas por el grupo de piratas informáticos "Anonymous".

Algunos de ellos han increpado a los periodistas congregados en la puerta de la Audiencia Nacional y les han lanzado insultos como "carroñeros" y "escoria", e incluso una de las imputadas se ha encarado con uno de los fotógrafos.