Público
Público

Imputados tres policías más por el robo de droga en Sevilla

Un cuarto agente, detenido en septiembre, los acusa de traficar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un mes después de la detención de un policía por el robo de más de 150 kilos de cocaína y heroína en la Jefatura Superior de Policía de Sevilla, la juez que instruye el sumario, Ana Escribano, ha imputado por encubrimiento a otros tres agentes, todos ellos mandos de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO).

Los policías un inspector jefe y dos inspectores eran los responsables de la unidad donde se produjo la sustracción, en la que también estaba destinado el agente Lars Sepúlveda, detenido como principal implicado de la trama desmantelada en septiembre.

Tras la declaración de los tres mandos policiales, que se prolongó hasta la noche, la magistrada los dejó en libertad sin fianza, aunque mantuvo para ellos la condición de imputados. Según fuentes cercanas a estos agentes, las sospechas sobre ellos se sustentan en las declaraciones que su subordinado Sepúlveda hizo ante la juez tras su arresto. Este agente lanzó graves acusaciones contra ellos 'por venganza', según el entorno de los tres mandos imputados. Así, del inspector jefe de la UDYCO, llegó a decir que llevaba toda la vida traficando con drogas y haciendo la vista gorda con algunos delincuentes a cambio de chivatazos. Incluso aseguró que era consumidor habitual de cocaína.

Los agentes detenidos hablan de acusaciones hechas 'por venganza'

Se da la circunstancia de que fue este inspector jefe quien realizó, en el verano de 2008, el primer informe sobre la sustracción de la droga de los almacenes de su unidad. En él, según fuentes conocedoras del caso, se señalaba claramente a Sepúlveda como el principal y casi único sospechoso del robo. A partir de ese documento, la Unidad de Asuntos Internos inició la investigación que permitió 15 meses después detener al policía, a su mujer y a una pareja de presuntos narcotraficantes que supuestamente daba salida a la droga sustraída.

Sin embargo, las investigaciones no se frenaron ahí. En los últimos días, el grupo de Asuntos Internos volvió a tomar declaración a los más de 40 integrantes de la UDYCO. En este ocasión, las preguntas no iban dirigidas a establecer cuáles eran las actividades de Lars Sepúlveda, sino las de su jefe y los otros dos inspectores ahora imputados, uno de los cuales ya había abandonado la unidad antidroga 'asqueado por la caza de brujas' que, según sus compañeros, se vivió tras descubrirse la sustracción del estupefaciente.

Fuentes policiales aseguran que estas últimas pesquisas han provocado malestar en la Jefatura Superior de Sevilla, donde se ha revivido la tensión de hace meses. Algunos de los integrantes de la UDYCO interrogados, y que aseguran haberse sentido presionados por Asuntos Internos, barajan denunciar a estos ante la Justicia.