Público
Público

"In extremis"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha apurado al máximo los quince días que oficialmente ha tenido para pedir el voto y ha cerrado "in extremis" la campaña cuando quedaban exactamente doce minutos para la medianoche.

Con las fuerzas "justitas", tal y como ha reconocido, y con la voz ya visiblemente afectada por tanto mitin y micro-mitin, Rubalcaba se ha presentado ante 8.000 simpatizantes y militantes de su partido orgulloso de ser socialista.

Para asegurar el baño de masas del final de fiesta, el PSOE ha elegido uno de los pocos feudos que le quedan en la Comunidad de Madrid: Fuenlabrada, único municipio, junto con Parla, del que se conoció como "cinturón rojo", gobernado por los socialistas.

El público ha respondido a las expectativas de los organizadores del acto y, desde mucho antes de su comienzo, no han parado de corear el nombre del candidato e, incluso, del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Hasta la "ola" ha hecho el respetable mientras, como ha sido habitual en algunos de los mítines más importantes de la campaña, actuaba el grupo roquero de Alejo Stivel.

"Dejad la interactividad para el final", les ha tenido que pedir el candidato a sus fieles, que no han parado de interrumpirle al comienzo de su intervención.

Y es que Rubalcaba medía el tiempo del que disponía antes de que concluyera oficialmente la campaña a las doce de la noche, no sea, ha dicho, que la Junta Electoral "se nos eche encima" e, incluso, su máximo rival, Mariano Rajoy, que "no quiere que hablemos un minuto más porque se le está haciendo muy larga la campaña".

Igual que "in extremis" ha concluido el mitin, Rubalcaba ha instado a sus simpatizantes a que apuren las 48 horas que quedan hasta las elecciones para intentar convencer a amigos, vecinos, familiares y a todo el que se encuentren de que votando al PSOE aseguran su bienestar.

Que les convenzan de que el domingo "no se queden en casa", que vayan a votar porque el voto "transforma las cosas". "Quedándose en casa no se arregla nada", les ha arengado.

"El partido no ha comenzado. Comienza a las nueve de la mañana del domingo", les ha recordado.

Marco Leal