Público
Público

Inaugurada la columna de Calatrava en Madrid

La obra tiene 93 metros de alto, dos metros de diámetro y más de 500 toneladas de peso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El rey Juan Carlos ha presidido en la tarde del miércoles la inauguración del monumento erigido por Caja Madrid en conmemoración de su tercer centenario, obra del arquitecto español Santiago Calatrava, quien no pudo asistir por 'causa mayor, al encontrarse al otro lado del Atlántico'. 

Un enorme cilindro de acero y bronce de 93 metros de altura, dos metros de diámetro y unas 572 toneladas de peso. Anclado sobre un trípode de acero que salva el túnel de tráfico de la Castellana, la base del monumento está constituida por un cono truncado elevado en su vértice más alto hasta seis metros sobre la rasante de la plaza. La superficie de la columna está forrada por barras de bronce vestidas de pan de oro y dotada de un suave movimiento de basculación que se transmite a través de la vinculación existente en los extremos de las 493 lamas, lo que da lugar a un aparente movimiento de ascensión de una onda a lo largo del mástil. 

Al acto han acudido también el presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, el ingeniero jefe de la oficina de Calatrava, Mario Rando, y el acalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón. Una obra de la que no se ha hecho público su precio, como 'regalo simbólico' de la entidad financiera a la ciudad de Madrid. Blesa ha asegurado que Caja Madrid dona la obra a la capital 'para dejar constancia del agradecimiento y del cariño' a Madrid. 

Calatrava ha explicado que su obra es 'una pieza única, nunca antes concebida, que cabalga entre la arquitectura, la escultura y la ingeniería'. Su objetivo, en palabras del arquitecto, era 'dar un carácter especial a la obra, un sentido de modernidad y futuro'. Para ello ha construido esta columna 'situada en medio de la plaza y acabada en punta para sustentar el cielo de Madrid'.

Hormigón, acero, piedra y bronce son los materiales con los que se ha construido el monumento, que según el alcalde de Madrid, es una columna y no un obelisco como se le venía denominando desde que se presentó el proyecto. Ruiz-Gallardón ha agradecido el regalo de Caja Madrid a la ciudad. 'Ninguna ciudad posee mayor riqueza que la vitalidad de las instituciones nacidas en su seno. Por eso, Madrid se honra en recibir este monumento conmemorativo del tercer centenario de Caja Madrid como testimonio de los lazos que históricamente ha vinculado a esta relevante institución financiera con la ciudad cuyo nombre ostenta', ha afirmado.