Público
Público

Inauguran el tribunal que juzgará el asesinato de Al Hariri

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un tribunal internacional reunido para juzgar a los sospechosos del asesinato del ex primer ministro libanés Rafik al Hariri inició sus actividades el domingo, cuatro años después de la muerte del político.

El fiscal del Tribunal Especial para Líbano dijo que pronto pedirá el traslado de los sospechosos y de las pruebas que actualmente están en Beirut al tribunal en los Países Bajos.

Las autoridades libanesas que recientemente liberaron bajo fianza a tres hombres detenidos en relación con el asesinato, aún retienen a cuatro generales que eran los comandantes del establecimiento de seguridad prosirio de Líbano en aquel momento.

Se espera que el tribunal tarde entre tres y cinco años en analizar el caso, apoyado en un presupuesto de 51,4 millones de dólares asignado para sus operaciones en 2009.

Daniel Bellemare, fiscal del tribunal, dijo a periodistas en la ceremonia de apertura que tiene 60 días para pedir a las autoridades libanesas que transfieran las personas y las pruebas a La Haya.

"Aún no se ha hecho ninguna petición, pero se hará lo antes posible", dijo.

Hariri y otras 22 personas fueron asesinadas en la explosión de un coche bomba en Beirut el 14 de febrero de 2005.

El asesinato de Hariri provocó un clamor en todo el mundo y algunos políticos libaneses antisirios han dicho que Siria estaba detrás del atentado, acusación que Damasco niega.

"En definitiva no estamos aquí por Naciones Unidas, ni estamos aquí por la comunidad internacional. No estamos aquí por los autores del crimen sino por las víctimas", dijo Robin Vincent, el secretario del tribunal, en la ceremonia, donde pidió un momento de silencio.

Bellemare dijo que continuará reuniendo pruebas y que puede presentar varias acusaciones durante el proceso.

"Tan pronto como piense que tengo suficientes evidencias contra alguien o contra un grupo de personas, las presentaré como acusaciones", dijo.

Los acusados que sean trasladados a La Haya permanecerán en el centro de detención Scheveningen, que también alberga sospechosos del Tribunal Penal Internacional y del Tribunal Criminal Internacional para la ex Yugoslavia.