Público
Público

Un incendio en un club nocturno ruso causa 102 muertos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un incendio provocado por un espectáculo de fuegos artificiales causó un incendio en un club nocturno ruso, causando al menos 102 muertos y unos 134 heridos cuando cientos de personas corrieron hacia las salidas, dijo el Ministerio de Emergencia.

El espectáculo de fuegos artificiales tuvo un error desastroso alrededor de las 23:15 (2015 GMT) del viernes, llenando el club nocturno Lame Horse del centro de la ciudad rusa de Perm, a 1.150 kilómetros al este de Moscú, con humo tóxico y desatando el pánico entre los asistentes.

"Tenemos registrados 102 muertos y 134 heridos", dijo el sábado Igor Orlov, ministro de Seguridad de la región de Perm, al canal de televisión ruso Vesti-24. Unos 79 se encuentran en estado grave.

El ministro de Emergencias de Perm, Oleg Popov, dijo que 21 estaban en estado crítico, debido a que sufrieron intoxicación con el humo, lesiones en la cabeza y quemaduras por inhalación. La televisión rusa dijo que el primer grupo de heridos había sido enviado a Moscú en avión.

Un testigo de Reuters dijo que había decenas de cuerpos quemados apilados en la acera fuera del club, mientras los médicos llevaban a los heridos a ambulancias. Mujeres cubiertas de sangre yacían tendidas en camillas mientras decenas de policías recorrían el lugar.

Imágenes de video obtenidas por Reuters muestra a una alegre multitud celebrando el octavo aniversario del club, con un presentador anunciando repentinamente: "Damas y caballeros, tenemos un incendio. Abandonen el salón. Hagan una fila (a la salida)".

La cámara se mueve para mostrar el rápido avance de las llamas por el cielo cubierto de adornos. Muchos asistentes avanzaron lentamente hacia las estrechas salidas, muchos seguían fumando y bebiendo.

Pocos momentos después, se produjo una estampida debido a que el denso humo llenó rápidamente el salón y la multitud se avalanzó al frente, tratando escapar a través de las estrechas puertas.

Cuerpos inmóviles cubiertos de hollín y sangre -algunos semivestidos- yacían en los alrededores del club cubiertos de nieve.

Una chispa de los fuegos artificiales inició un incendio, dijeron responsables. El mimbre que cubría los muros del club se incendió, desatando el pánico. Más de 200 personas estaban en el local en el momento del desastre.

NO HUBO EXPLOSIVOS

El incendio ocurre después de un ataque con bomba contra un tren el viernes pasado en el que murieron 26 personas y otras 110 resultaron heridas. El ferrocarril viajaba entre Moscú y San Petersburgo e islamistas chechenos se atribuyeron la responsabilidad.

Esa explosión revivió los temores a que Rusia podría enfrentarse a una serie de ataques en todo el país, pero responsables rusos restaron importancia a cualquier relación entre el ataque al tren y el desastre del viernes en el club nocturno.

"No estamos hablando de un ataque terrorista", dijo Oleg Chirkunov, gobernador de la región de Perm, a Vesti-24.

La agencia nacional de inteligencia de Rusia, el Servicio de Seguridad Federal, dijo que no hallaron rastros de explosivos en el lugar y detectives dijeron que no sospechan de que se trate de un ataque con bomba.

El presidente ruso, Dmitry Medvedev, ordenó la formación de una comisión de Gobierno para abordar el incidente.

El primer ministro Vladimir Putin envió al ministro de Emergencias, Sergei Shoigu, a la ministra de Salud, Tatyana Golikova, y al ministro del Interior, Rashid Nurgaliyev, al lugar a coordinar los esfuerzos de rescate.

La principal división de detectives de la Fiscalía General dijo que había abierto un caso criminal debido a la sospecha de violaciones de las normas de seguridad en el club.

"Acabo de hablar con un amigo que estaba allí", dijo una publicación en el popular foro de internet www.teron.ru de la ciudad de Perm, donde viven 1,2 millones de personas cerca de los Montes Urales.

"El dice que no hubo explosión, todo se incendió por los fuegos artificiales. Muchas personas no pudieron salir y se asfixiaron como resultado", agregó la publicación.

En el pasado, responsables han dicho que los incendios que dejan gran cantidad de víctimas en orfanatos, hospitales y otras instituciones se deben a los pobres niveles de seguridad. El incendio del viernes es uno de los más letales en Rusia en los últimos años.