Público
Público

Los incendios forestales han arrasado 84.000 hectáreas en lo que va de año

La campaña de este año ha sido de "especial gravedad" porque se han producido 25 grandes incendios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los incendios forestales han quemado en lo que va de año una superficie de 84.000 hectáreas (840 km2), repartida en diez comunidades autónomas, según ha anunciado hoy el subdirector general de Política Forestal y Desertificación del Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino, José Antonio González.

González, que ha participado en la inauguración del curso de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) 'Presente y futuro de los incendios forestales: su repercusión en el medio natural' (PDF), ha indicado que es un dato similar a la media anual del último quinquenio, pero ha insistido en la necesidad de mayor prevención.

A la inauguración también han asistido el jefe de la Unidad Militar de Emergencia (UME), el teniente general Emilio Roldán; el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y el consejero cántabro de Desarrollo Rural, Jesús Oria.

El subdirector del MARM ha explicado que la campaña de este año ha sido de 'especial gravedad' porque se han producido 25 grandes incendios -con más de 500 hectáreas quemadas-, en su mayoría concentrados en la segunda quincena de julio, lo que 'ha obligado a la Brigada de Refuerzo de Incendios Forestales (BRIF) a trabajar a cien por cien de sus posibilidades'.

También ha lamentado los once muertos en los incendios, nueve de los cuales eran trabajadores en las labores de extinción.

Para evitar la virulencia de los fuegos de este año, el MARM ha triplicado su presupuesto respecto al año pasado en prevención de incendios y así poder poner en marcha tratamientos silvícolas, es decir, retirada de los rastrojos que puedan arder con facilidad.

Además, según ha informado González, la BRIF ha pasado de realizar tan sólo las labores concretas de extinción de fuegos a desarrollar trabajos de prevención durante dos tercios del año.

A juicio de González, el Ministerio debe seguir trabajando en la lucha contra la despoblación del medio rural, en el incremento de la superficie urbano-forestal y en la adaptación de la gestión de los incendios a la amenaza del cambio climático.

Con el objetivo de concretar estas medidas, antes de fin de año se celebrará una Conferencia Sectorial de Medio Ambiente monográfica sobre prevención de incendios.

Para superar las limitaciones de las autonomías en la gestión de catástrofes, en 2005 se creó la UME, dependiente del Ministerio de Defensa, cuyo responsable, Emilio Roldán, ha señalado que consta de 1.500 efectivos, que en los días 22, 23 y 24 de julio, extinguieron simultáneamente siete incendios.

En los que va de año, la UME, que ha trabajado ya en tres campañas, ha actuado en 21 incendios de nivel 2, ha realizado 350 salidas, ha recorrido 600.000 kilómetros y ha lanzado, desde los 12 aviones operativos, 18 millones de litros de agua sobre las llamas.

La creación de la UME ha sido una de las mejores medidas adoptadas por el Gobierno, según el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, que ha recordado que el 90% de los  de los incendios son provocados por el hombre, porcentaje que en el caso cántabro supera el 95%.

Revilla ha explicado que este año en Cantabria se ha quemado, en proporción, mayor superficie que en el conjunto de España, 'lacra' que ha achacado a la 'enraizada creencia popular' de que quemar el suelo es conveniente para que se regeneren los pastos.

Este tipo de actos, junto con el 'pequeño porcentaje' de pirómanos, obligan, a juicio de Revilla, a aumentar la vigilancia y endurecer la ley para evitar incendios provocados, 'muy fáciles de cometer, pero muy difíciles de investigar para encontrar al culpable, y más aún de hallar pruebas para presentar ante el juez'.