Público
Público

Los incendios ya extinguidos en Brión, Teo, Muxía y Vimianzo quemaron 167,7 hectáreas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los incendios, ya extinguidos, que se declararon en los últimos días en los municipios coruñeses de Brión, Teo, Muxía y Vimianzo quemaron una superficie de 167,7 hectáreas según las primeras estimaciones provisionales, informaron fuentes de Medio Rural.

Mientras, el incendio registrado en la parroquia de Santo André de Cures, en el municipio coruñés de Boiro, permanece controlado y, según las mismas fuentes, la superficie afectada se sitúa en torno a las 450 hectáreas.

En las labores de extinción han participado dos técnicos, once agentes forestales, 25 brigadas, diez motobombas, tres palas, once helicópteros y nueve aviones, y parte de este dispositivo continúa trabajando en la zona para la extinción definitiva.

El incendio que ayer por la tarde comenzó en la parroquia de Os Ánxeles, en Brión, y que obligó a cortar un tramo de la autovía que une esta localidad con Santiago, quedó extinguido a las 5.12 horas de esta madrugada y afectó a una superficie de 24 hectáreas, de las cuales 16 son de monte raso y 8 de arbolado.

En las labores de extinción trabajaron dos agentes forestales, cinco brigadas, un Grumir, tres motobombas, una pala, dos helicópteros y un avión.

En el incendio en Teo, concretamente en la parroquia de Santa María de Lucí, las llamas quedaron extinguidas apenas tres minutos después de la medianoche tras arrasar 26 hectáreas gracias a la labor de tres agentes forestales, seis brigadas, un Grumir, cuatro motobombas y dos helicópteros.

En la parroquia de San Cibrán de Vilastose, en Muxía, el fuego fue sofocado por completo a las 7.15 de esta mañana después de que se declarara en la tarde del domingo y quemara 10 hectáreas de monte raso y 20 de arbolado.

El equipo de extinción estuvo compuesto por ocho agentes forestales, catorce brigadas, tres motobombas, cuatro helicópteros y dos aviones.

Por último, el incendio que se declaró en la parroquia de San Pedro de Berdoias, en Vimianzo, en la madrugada del lunes quedó extinguido a las 21.45 horas tras arrasar 87,7 hectáreas, de monte raso en su gran mayoría.

En las labores de extinción trabajaron tres agentes forestales, diez brigadas, dos motobombas una pala, nueve helicópteros y un hidroavión.