Público
Público

Unos incombustibles Chicago saldan su histórica deuda con Madrid

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Han sido necesarios más de 40 años para ver a la legendaria banda de rock Chicago en Madrid, pero, dispuestos a olvidar todo este tiempo de ausencia, sus miembros ofrecieron anoche en la capital un enérgico concierto en el que sonaron éxitos como "If You Leave Me Now" o "25 Or 6 To 4".

El escenario de los Veranos de la Villa rozó el lleno para recibir a un grupo que, a pesar de sus cambios, llegó a la ciudad con cuatro de sus componentes originales: el saxofonista Walt Parazaider, el trompetista Lee Loughnane, el trombonista James Pankow y Robert Lamm, que puso la voz y los teclados.

Puntuales, arrancaron su espectáculo con "The Ballet For A Girl in Buchannon", para demostrar lo que han pregonado en las últimas entrevistas: que a pesar de su veteranía siguen intentando mejorar como músicos.

Con Lamm y Lou Pardini, el teclista que incorporaron en 2009, intercambiándose el papel de vocalistas, los demás músicos aprovecharon para irse ganando a un público al que animaban una y otra vez.

No obstante, Jason Scheff, el bajista y cantante que en 1985 sustituyó a Peter Cetera, no tardó en hacerse con el micrófono. Con una voz a la altura del puesto que heredó, sus interpretaciones en "Old Days" y "Dialogue" encandilaron a los presentes.

Mientras tanto, la sección de viento, compuesta por tres de los miembros originales de Chicago, demostró su buen estado de forma. James Pankow no paró en todo momento de moverse por el escenario, protagonizando con su trombón solos como el de "Wake Up Sunshine".

Robert Lamm, que apenas había hablado desde el comienzo, presentó poco después la canción que, en su opinión, lo cambió todo: "If You Leave Me Now". Una balada que Jason Scheff supo llevar a su terreno sin ningún problema.

Pero si los instrumentos de viento brillaron por momentos y la voz del reemplazo de Cetera encandiló a los asistentes, no menos reseñable es la actuación del guitarrista Keith Howland. Sin apenas mover el cuerpo, sus dedos se deslizaron ágiles en los solos que dispuso en temas como "I've Been Searchin' So Long".

Ya entrada la noche, la mítica formación de Chicago volvió a demostrar el potencial que tiene tanto componiendo como interpretando baladas. Lo hizo con "You're The Inspiration", que logró convocar a varios mecheros encendidos en el aire.

"Es un gran placer estar hoy en Madrid", dijo Robert Lamm después de enumerar los distintos espacios de los que disponen en internet para colgar fotos y vídeos de sus actuaciones. Equipado con una guitarra acústica, se bajo por primera vez de la tarima de su teclado para hacer sonar "Beginnings".

Tras tocar algunas de sus canciones más lentas, exceptuando "Hard To Say I'm Sorry" que se reservaron para el final, sonaron las composiciones más roqueras del conjunto, que permitieron momentos como el que protagonizaron los dos percusionistas, que se enzarzaron en un "duelo" instrumental que la grada disfrutó.

Con el público en pie, los músicos afrontaron el final del concierto con "Feelin' Stronger Every Day" y "25 Or 6 to 4", en los que demostraron otra vez que, a pesar de los años, mantienen intacta la energía y la entrega de los grupos noveles.