Público
Público

La incompetencia de González costará a los madrileños 70 millones de euros más

La decisión del TSJM de declarar el ERE de Telemadrid “no ajustado a derecho” elevará el coste de los despidos de 30 a 100 millones de euros, según los sindicatos. El presidente, ajeno a la realidad, asegura que la sent

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La incompetencia del presidente Ignacio González y el Consejo de Administración de Telemadrid cuesta dinero a los madrileños. Concretamente, y sólo en el día de hoy, su errática gestión ha costado 70 millones de euros más. La razón: la declaración del ERE de Telemadrid como “no ajustado a derecho” eleva las indemnizaciones a los 861 trabajadores despedidos de 20 días por año trabajado con un tope de 12 mensualidades a 45 días y 42 mensualidades por año trabajado hasta febrero de 2012 cuando entró en vigor la reforma laboral del Partido Popular. A partir de este momento, se calcula 33 días por año y 24 mensualidades como máximo. Es decir, según los cálculos de los sindicatos, el coste del ERE pasará de alrededor de 30 millones de euros a 100.

El pago de los despidos como improcedentes, no obstante, no es la única carta de Telemadrid. El ente también puede olvidar el pago de las indemnizaciones y readmitir a los trabajadores. Esta opción, la deseada por los ya extrabajadores de la televisión y radio públicas de Madrid, ha sido descartada de manera tajante por parte de Ignacio González. “Telemadrid seguirá, claro que sí, ajustada a lo que fue el ERE que en su caso se aprobó', ha asegurado el presidente cuya interpretación de la sentencia ha sido de lo más anodina y roza el ridículo. “Lo que hace la sentencia es dar la razón al Consejo de Administración de Telemadrid, que ordenó la rescisión de contratos de los trabajadores por las causas alegadas', ha expresado González.

El presidente parece pasar por alto las conclusiones de la ponente de la sentencia, María del Carmen Prieto Fernández, que ha señalado que la causa económica alegada por el ente público para el despido colectivo no es adecuada ya que 'una reducción del presupuesto, que es insuficiente y congénito a un servicio público' no justifica por sí el despido colectivo. En definitiva, todo vale antes que admitir un error.

El presidente obvia los 70 millones de sobrecoste y asegura que al sentencia le da la razón

Los sindicatos, por su parte, han anunciado su intención de constituir una mesa de negociación para exigir la readmisión de los trabajadores. “No queremos el dinero de los madrileños. Queremos que González reconozca su error y readmita a los trabajadores”, ha explicado a Público Teresa García, presidenta del comité de empresa de Telemadrid. Asimismo, los trabajadores ya han comunicado que se manifestarán este jueves en las instalaciones de la televisión pública y celebrarán una asamblea para decidir qué pasos tomar. De momento, están a la espera de los consejos legales de sus abogados.

Las contradicciones de la gestión de Telemadrid por parte del Gobierno de Telemadrid no se limitan a este punto. En octubre del pasado año, el Consejo de Administración del ente autonómico aprobó una reducción del presupuesto de 131 a 84,5 millones de euros, un 34% del total, bajo el razonamiento de ahorrar 46,5 millones de euros.  

El recorte presupuestario sirvió a la cadena para justificar el despido colectivo de 861 trabajadores de los 1.161 que tenía en plantilla. La decisión del TSJM, sin embargo, deja en entredicho el razonamiento de la cúpula directa de Telemadrid. El pago de los despidos, que la empresa había cifrado en torno a 30 millones de euros, asciende ahora a casi 100 millones, según calculan los sindicatos, superando con creces el presupuesto de la cadena para el presente curso.

'¿De dónde va a salir este dinero extra?', se pregunta Ángel García, de la plataforma Salvemos Telemadrid. 'El único motivo por el que el presidente puede dar el fallo como bueno es que el dinero no sale de su bolsillo y sí del de los madrileños', ha criticado. 

En el caso de Telemadrid, no obstante, llueve sobre mojado. La mala gestión que durante años ha regido en la cadena está teniendo un coste muy elevado para los madrileños, sobre todo, si se tiene en cuenta el bajo índice de audiencia que acompaña a la cadena desde hace varios años (alrededor del 4%).

El problema del ente no son los 100 millones extra que tendrán que desembolsar los madrileños por la sentencia del TSJM sino los 261,38 millones de euros que el grupo adeuda debido a la pésima gestión directiva y política. Del total de la deuda, 131,7 vencen este año.