Publicado: 22.10.2014 09:09 |Actualizado: 22.10.2014 09:09

La increíble transformación de Renée Zellweger

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Renée Zellweger ya no es Renée Zellweger. O por lo menos su rostro ya no es el que todos recordamos en las películas en las que interpretaba a Bridget Jones. La actriz estadounidense sorprendió hace unos días al reaparecer totalmente irreconocible en un evento de la revista Elle en Hollywood. La buena de Renée se ha pasado con la cirugía estética y ya nada queda de su antigua cara. Sus pómulos marcados, su nariz redonda y ojos achinados han desaparecido por completo.

Pero fue la ganadora del Oscar en 2004 por su papel en Cold Mountain quien más sorprendió. La intérprete, de 45 años, posó ante los fotógrafos junto al cantante Doyle Bramhall, su pareja desde hace dos años y no dejó impasible a nadie con su cambio radical.

La actriz ya nos tenía acostumbrados a radicales cambios de look. Cada vez que interpretaba a Bridget Jones tenía que ganar una considerable cantidad de peso, unos 12 kilos, que rápidamente solía perder al finalizar el rodaje, y así sucesivamente. Pero nunca el cambio sorprendió tanto como esta última vez, con un rostro completamente desfigurado por la cirugía.

Zellweger habría achicado sus mejillas y retocado su nariz, además de realizarse un estiramiento en los párpados y aplicarse botox en su ahora lisa frente. No es la primera vez que la actriz se retoca, hace dos años se marcó los pómulos, se puso botox y achinó la mirada. Sin embargo, en esta última vez que se le ha podido ver, parece incluso que hubiera envejecido tras su nuevo paso por el quirófano.

Ahora su rostro ha perdido toda su expresión y naturalidad a la que nos tenía acostumbrados y que encandiló en películas como los de Bridget Jones, Chicago o Yo, yo mismo e Irene. Algunos ya le han sacado parecido con otras protagonistas del celuloide, como por ejemplo Robin Wright.


http://www.quoners.es/debate/how-much-would-you-pay-to-look-10-years-younger