Público
Público

India hunde un barco pirata y los dueños del petrolero negocian

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un buque de guerra indio destruyó el miércoles un barco pirata en el golfo de Adén mientras unos somalíes armados capturaban dos barcos más, a pesar del gran despliegue naval internacional frente a la costa del anárquico país.

Los bucaneros se han apoderado de un pesquero tailandés, un carguero griego y un barco con bandera de Hong Kong que se dirigía a Irán desde la espectacular captura el sábado de un superpetrolero saudí que transportaba crudo valorado en 100 millones de dólares, la mayor embarcación capturada en la historia.

Arabia Saudí dijo que los propietarios del superpetrolero están negociando sobre un posible rescate, pese a las reservas oficiales sobre las negociaciones con secuestradores. Irán dijo que está tratando de ponerse en contacto con el barco hongkonés que fletó para importar grano.

La ola de piratería registrada este año en Somalia ha elevado los precios de los seguros, obligado a algunas empresas a cambiar sus rutas y provocado una respuesta militar sin precedentes de la Unión Europea, la OTAN y otros países.

"Los piratas están enviando un mensaje al mundo de que 'podemos hacer lo que queramos, podemos pensar lo impensable, hacer lo inesperado'", dijo a Reuters en Mombasa Andrew Mwangura, coordinador del Programa de Asistencia de Marinos del Este de África.

La Marina india dijo que a última hora del martes uno de sus buques destruyó un barco pirata en el golfo de Adén en una breve batalla.

La Oficina Marítima Internacional anunció que los piratas de este país del cuerno de África habían secuestrado un pesquero tailandés con 16 tripulantes. La noticia siguó a la de la captura de una embarcación con bandera hongkonesa.

A su vez, el grupo de Mwangura anunció la toma de un carguero griego, aunque un funcionario del Ministerio griego de Marina Mercante dijo a Reuters en Atenas que no se tenía constancia de tal incidente.

el miércoles volvieron a producirse tiroteos en Mogadiscio - y el atractivo de los rescates multimillonarios.

El primer ministro somalí, Nur Hasan Husein, dijo a Reuters que las patrullas navales no detendrían la piratería e instó a una mayor ayuda para hacer frente a las redes criminales con vínculos más allá de su país.

Mientras que los analistas dicen que pagar rescates solo exacerba la piratería, los propietarios del petrolero saudí Sirius Star han comenzado a negociar.

"No nos gusta negociar ni con terroristas ni con secuestradores. Pero los propietarios del petrolero son los árbitros finales de lo que suceda aquí". dijo el miércoles el ministro saudí de Exteriores, el príncipe Saud al Faissal.

El Sirius Star fue secuestrado a 450 millas al sureste de Mombasa, muy lejos de la zona habitual de operaciones de las bandas. El miércoles se creía que estaba anclado cerca de Eyl, una antigua población pesquera somalí y que ahora es una base pirata bien defendida.