Público
Público

Indignación en Londres por los 2.500 millones de primas a la plantilla de Lehman en Nueva York

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La decisión de pagar a la plantilla neoyorquina de Lehman Brothers en Nueva York 2.500 millones de dólares en primas ha causado indignación entre los empleados de Lehman Europa, con sede en Londres, que no han cobrado aún sus sueldos, informa hoy "The Sunday Times".

El banco Barclays Capital, que adquirió la operación americana de Lehman Brothers, dijo que no está obligado a cumplir la promesa de pagar esas primas, parte de la contribución a los beneficios del grupo durante los nueve primeros meses del año.

Sin embargo, analistas consultados por el periódico británico creen que la presión de la competencia para conservar a ese personal significa que seguramente Barclays no tendrá más remedio que pagar las primas comprometidas.

Quienes cobren las primas más altas, según el periódico, serán seguramente Michael Gelband, director de la división global de mercados de capitales, y Eric Felder y Hyung Soon Lee, que encabezan la de renta fija.

Barclays ha pedido a los 10.000 empleados de la sede neoyorquina del banco que acudan este lunes a sus puestos de trabajo en Manhattan.

Durante los próximos tres meses decidirá con cuántos de ellos se quedará y a cuántos despedirá.

Un empleado de la sede londinense de Lehman calificó lo que ocurre de auténtico "escándalo": "No volveré a trabajar nunca más para una empresa estadounidense. Nadie se ha puesto en contacto con nosotros desde que se declaró la quiebra el pasado lunes".

"Se han salvado las otras instituciones financieras, incluido Lehman Brothers en Nueva York, pero no ha ocurrido lo mismo con sus empleados en Europa", se quejó otro.

Mientras tanto los administradores de Lehman Europa, PriceWaterhouseCoopers, han reclamado judicialmente a Lehman Brothers en Nueva York la devolución de 4.400 millones de dólares transferidos desde Londres al holding en EEUU sólo horas antes de que el banco de inversiones se declara en quiebra.

Lehman Europa afirma que necesita ese dinero para pagar los sueldos de sus empleados en Londres y atender a los acreedores y otros gastos.

El propio primer ministro británico, Gordon Brown, exigió el sábado a Lehman de Nueva York que devuelva ese dinero para que pueda cobrar el personal de Lehman Europa.

PricewaterhouseCoopers tiene actualmente un equipo de más de doscientos contables y cien abogados que trabajan día y noche en el cuartel general en Canary Wharf, vieja zona portuaria de Londres que se ha convertido en la prolongación de la City.

La empresa administradora está examinando las ofertas que han hecho tanto el británico Barclays como el japonés Nomura por parte o todas las operaciones europeas de Lehman.