Público
Público

Los 'indignados' tratan de impedir que los diputados acudan al Parlament

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Varios cientos de jóvenes 'indignados' se han concentrado hoy ante al parque de la Ciutadella para tratar de impedir el acceso de los diputados al Parlament, donde hoy ha comenzado el debate de los presupuestos, y han rodeado a algunos de ellos, les han insultado e incluso les han manchado con pintura.

El pleno del Parlament se ha iniciado pasadas las diez de la mañana, con diez minutos de retraso sobre el horario previsto, con la mitad de los diputados en el hemiciclo y en un clima de nerviosismo por las dificultades para llegar a la cámara, a la que han accedido, en su mayoría, en furgones de los Mossos d'Esquadra.

Los incidentes ocurridos en los accesos al parque han obligado a alterar el orden del día del pleno y a aplazar la sesión de control al Govern hasta la tarde, aunque estaba previsto realizarla a primera hora de la mañana.

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, la presidenta del Parlament, Nuria de Gispert, y otros diputados han evitado el encuentro con los indignados al trasladarse en helicóptero a la cámara catalana.

Los Mossos d'Esquadra habían establecido un cordón para permitir el acceso de los diputados al Parlament, pero los jóvenes han podido acercarse a los representantes de los partidos políticos, a algunos de los cuales les han rodeado, insultado y lanzado pintura.

Uno de los más afectados por el lanzamiento de pintura ha sido el diputado de ICV y exsecretario general de Interior, Joan Boada, quien ha sido alcanzado en la nuca por un globo con pintura, que le ha dejado una ostensible mancha.

La exconsellera del PSC Montserrat Tura ha sido objeto de las iras de los 'indignados' que le han pintado una cruz negra en la gabardina, mientras que la también exconsellera socialista Marina Geli, al ser rodeada por jóvenes que le impedían el acceso al Parlament, ha optado por dar marcha atrás y utilizar un vehículo policial para llegar a la cámara.

Según las últimas cifras, un total de 36 personas han sido atendidas por el Sistema de Emergencias Médicas (SEM), aunque ninguna de ellas presenta heridas de gravedad.

De los heridos, doce son mossos d'esquadra, que han sido dados de alta en el mismo lugar donde han sido atendidos, y tres de los manifestantes han sido trasladados al Hospital del Mar, aunque su pronostico es leve.

Latas de cerveza, botellas de plástico, huevos e incluso botes de humo han sido lanzados por los 'indignados' contra los Mossos cuando éstos han desmontado el cordón que habían establecido fuera del parque de la Ciutadella para que los diputados pudieran asistir al pleno del Parlament de hoy.

A pesar de los incidentes, un grupo de jóvenes han intentado "cortejar" a los Mossos que formaban el cordón policial y, una vez superada la tensión inicial, les han pedido que se unan al movimiento al grito de "también os amamos".

Hacia las 11.20 horas, cuando los concentrados han sido conscientes de que los diputados habían logrado finalmente acceder al Parlament, unos 500 indignados concentrados en el acceso al parque de la Ciutadella, en la confluencia de la calle Pujadas con Nápoles, se han agolpado alrededor de un megáfono y han empezado a lanzar proclamas para pedir a los mossos que se unieran a sus protestas.

Megáfono en mano, varios de los concentrados se han dirigido directamente a los Mossos, que los contemplaban impasibles, y les han recordado que en la revuelta de Túnez, que a principios de año acabó con el régimen de Ben Ali, la policía se sumó al pueblo.