Público
Público

Indonesia eleva a 435 los muertos por el tsunami en las islas Mentawai

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los equipos de socorro reanudaron hoy las tareas de distribución de ayuda y búsqueda de las 110 personas que están desaparecidas en las islas Mentawai de Indonesia, seis días después de que fueran golpeadas por un tsunami que causó al menos 435 muertos, según el último balance oficial.

Cerca de otras 430 personas resultaron heridas y unas 13.000 damnificadas por la gigantesca ola originada por un seísmo de 7,5 grados de magnitud en la escala abierta de Richter, registrado el pasado lunes por la noche frente a las costas de la isla de Sumatra.

El seísmo arrasó las playas, hizo subir al menos un metro el nivel del mar e inundó parte del interior de las islas afectadas, donde todavía hay damnificados que no han recibido ningún tipo de ayuda y desde entonces, muchos habitantes viven en la intemperie.

Casi la única forma de acceder a la mayoría de las poblaciones afectadas es con barcos pesqueros de menor calado, pues los grandes transbordadores del gobierno y de la petrolera nacional Pertamina sólo pueden atracar en Sisakap, cuyo pequeño muelle está totalmente colapsado.

En diciembre de 2004, un terremoto de 9,1 grados golpeó el norte de Sumatra y causó el devastador tsunami que destruyó localidades costeras de una docena de naciones bañadas por el Océano Índico y mató a 226.000 personas.

La cercana ciudad de Padang, que como las islas Mentawi se asienta sobre un placa tectónica de gran movimiento sísmico, fue el año pasado escenario de otro seísmo de 7,6 grados que causó más de 700 muertos en un lugar de gran movimiento de placas tectónicas.

Entre tanto, las autoridades indonesias elevaron hoy a 38 el número de muertos a causa de la primera erupción del volcán javanés Merapi, el pasado martes, y situaron en 50.000 la cifra de personas que han sido evacuadas de la zona.

Un total de 50.000 indonesios, la mayoría de los habitantes del área, se han refugiado en 65 centros de acogida montados más allá del perímetro de seguridad de 10 kilómetros de radio en torno a la montaña del Merapi.

Indonesia se asienta sobre el llamado "Anillo de Fuego del Pacífico", una zona de gran actividad sísmica y volcánica que es sacudida por unos 7.000 temblores al año, la mayoría de escasa potencia y que pasan desapercibidos para la población.