Público
Público

Indonesia reelige a su presidente

Los sondeos a pie de urna otorgan alrededor del 60% de los votos al ex general Yudhoyono

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Pocos líderes mundiales han afrontado unas elecciones en este año marcado por la crisis económica global con la tranquilidad con la que lo ha hecho el presidente indonesio, Susilo Bambang Yudhoyono. El ex general, de 59 años, no sólo no ha visto peligrar su cargo en ningún momento durante la campaña electoral, sino que ayer fue reelegido en la primera vuelta y no en la segunda, como en 2004 con el 60% de los votos, según los sondeos a pie de urna.

Sus rivales, la ex presidenta Megawati Sukarnoputri, y el que ha sido su vicepresidente durante el primer mandato, Yusuf Kalla, obtuvieron alrededor del 26% y el 12% de los votos, respectivamente.

Aunque los resultados definitivos no se conocerán hasta el 25 de julio, la diferencia con los otros candidatos es tan abismal que Yudhoyono anunció su victoria tras el cierre de los colegios electorales. 'Los recuentos muestran, gracias a Dios, nuestro éxito', dijo el presidente a los periodistas en Bogor, la ciudad en la que reside, al sureste de Yakarta.

'En los últimos cinco años he hecho progresos en eliminar la corrupción, el cohecho y el nepotismo, y en reformar la burocracia', presumía Yudhoyono en uno de sus últimos mítines de la campaña electoral. La corrupción, uno de los males endémicos de Indonesia, sigue presente en todas las instituciones del país, pero los datos de la organización Transparency Internacional demuestran que Indonesia ha mejorado: en cinco años ha pasado de ser el décimo país más corrupto del mundo a situarse en el puesto 51.

Reformas económicas

El presidente ha insistido en que erradicar la corrupción continuará siendo una de las prioridades de su mandato, pero ha añadido a sus objetivos una vasta reforma económica y burocrática que atraiga más inversión extranjera y ayude a reducir la pobreza.

'Uno de los secretos de su éxito ha sido lograr evitar que se dispare el precio del arroz y de otros bienes básicos. El sector agrícola ha crecido por encima del 4%, sacando a mucha gente de la pobreza', opina el economista Purbaya Yudhi Sadewa.

Para poner en marcha las reformas previstas, en el nuevo Gobierno habrá menos políticos y más burócratas. El más relevante será Boediono, el ex gobernador del Banco Central de Indonesia, quien asumirá la vicepresidencia del país cuando los miembros del nuevo Ejecutivo juren su cargo en octubre. Yudhoyono contará además con un respaldo parlamentario del que no gozó en su primera legislatura.

La estabilidad democrática de Indonesia en la última década, y el hecho de que sea el país con un mayor número de musulmanes del mundo (el 90% de sus 240 millones de habitantes), la han convertido en un modelo para la región.

Su posible papel como puente entre Occidente y el mundo islámico no ha pasado desapercibido para la nueva Administración estadounidense. Barack Obama quien pasó parte de su infancia en el país incluyó a Indonesia en una de sus primeras giras mundiales y ambos países han estrechado aún más sus lazos.