Público
Público

Industria amenaza a Seat con retirar ayudas si no trae el Q3

El Ministerio dice que existe preocupación por la decisión de VW

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tan sólo cuatro días después de anunciar el reparto de los 800 millones del Plan de Competitividad para el sector del automóvil, 100 millones de los cuales se dirigen a Seat, el Ministerio de Industria advirtió a Volkswagen que, si no asigna el Audi Q3 a la planta de su filial en Martorell, retirará las ayudas vinculadas a este proyecto.

El director general de Industria, Jesús Candil, lo explicó de forma clara: “En la comprobación, si vemos que no se llevan a cabo los proyectos presentados en el plan, se deberán devolver las ayudas con intereses”.

El Gobierno espera que Volkswagen se pronuncie muy pronto sobre la adjudicación del todoterreno Audi, pero por primera vez mostró alguna duda sobre el resultado: “Estamos preocupados porque no ha tomado aún una decisión en favor de Martorell. Están saliendo otras grandes competidoras en el Este”, afirmó Candil.

Pese a la aprobación de la plantilla de congelar salarios y del reparto de 100 millones del Gobierno, Seat reclama más ayudas. Pero Industria afirma que no habrá más: “Se ha hecho todo lo que podía hacer el Gobierno, la Generalitat y los trabajadores. Ahora quien tiene que mover ficha es Volkswagen”.

Quien sí moverá ficha en breve será la Generalitat, que anunciará la adjudicación de más dinero a Seat procedente de un plan para el sector que incluye 56 millones para fabricantes. Y en tres semanas abrirá otra convocatoria con 10 millones de subvenciones a fondo perdido tanto para automóviles como motocicletas. Las ayudas son “complementarias al plan del Ministerio”, afirmó el secretario de Industria, Jordi Carbonell.

La Generalitat considera insuficientes los 800 millones del Plan de Competitividad y reclama doblar la inversión, algo que desdeñó Candil, que anunció que los esfuerzos de Industria se centrarán en intentar que Economía aumente la dotación del Plan Vive, que en junio o julio podría llegar a su fin por haberse agotado el presupuesto previsto. El ministro de Industria, Miguel Sebastián, señaló en el Senado que se han acogido 27.300 ventas de automóvil al Plan Vive.

Mientras, el Ministerio de Industria aún no ha comunicado “de forma oficial” a los fabricantes el reparto de las ayudas debido a “problemas técnicos”. Las empresas podrán recurrir la decisión si no están satisfechas. La producción de vehículos acumula una caída del 50,3% desde principios de año respecto al anterior. En  febrero, Nissan la disminuyó en un 87%, Seat un 62% e Iveco un 64%.