Público
Público

La industria automovilística afronta un sombrío panorama

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Chang-Ran Kim y Helen Massy-Beresford

La industria mundial del automóvil se vio sacudida el jueves por una nueva oleada de malas noticias, después de que un grupo industrial japonés advirtiera que el mercado no se recuperará en 2009 y que las ventas de camiones en Europa sufrieran una caída récord en noviembre.

A su vez, las compañías estadounidenses todavía esperan el auxilio de miles de millones de dólares de su Gobierno, mientras cierran fábricas y hasta reconsideran fusionarse, como en el caso de Chrysler y General Motors, en un intento por evitar su colapso.

Y los fabricantes europeos no escapan a la tormenta. El grupo industrial ACEA informó que las ventas de camiones cayeron un récord de un 30,8 por ciento en noviembre, días después de que informara que las ventas de autos habían descendido un 25,8 por ciento en la región.

Por su parte, la Asociación de Fabricantes de Automóviles de Japón (JAMA, por su sigla en inglés) estimó que las ventas de vehículos en ese país bajarán a menos de cinco millones de unidades, con lo que vivirán su peor año en tres décadas.

"Es difícil calcular cuál es el suelo (para el mercado automotor global)", dijo Satoshi Aoki, presidente de JAMA.

"Lo que está claro es que la recuperación no está cerca y no tengo idea cuándo la veremos", agregó Aoki, que también preside Honda.

Y a nivel global, Goldman Sachs bajó la meta de crecimiento de producción y ventas del 2009 desde un nueve a un siete por ciento, y rebajó los precios objetivos de PSA Peugeot Citroën, Renault, Fiat y el productor de neumáticos Michelin.

El miércoles, Honda Motor había pronosticado una pérdida operacional semestral de 190.000 millones de yenes (2.200 millones de dólares).

Sumándose a la tensión, los ejecutivos de Volkswagen, el mayor fabricante de coches de Europa, se reunían el jueves para discutir sus metas de crecimiento, según medios locales.

y que está en negociaciones con los dueños de Jaguar Land Rover - pero que no impulsará ni gestionará firmas colapsadas.

SUFRIMIENTO EN EEUU

La baja confianza del consumidor y la escasez de créditos han hundido un 17 por ciento las ventas en Estados Unidos este año, causando recortes de producción y problemas de sobreoferta.

Chrysler se apresta a cerrar fábricas en Estados Unidos, Canadá y México durante un mes a partir del viernes, y su matriz, Cerberus Capital Management, reinició el diálogo para una fusión con GM, publicó el Wall Street Journal, que citó fuentes cercanas al asunto.

GM y Chrysler no pudieron ser inmediatamente contactadas para hacer comentarios. Rick Wagoner, consejero delegado de GM, dijo este mes ante el Senado que estudiaría una fusión con Chrysler si fuera necesario para conseguir fondos federales.

Ambas anunciaron el miércoles medidas para reunir efectivo, mientras la Casa Blanca decide si les dará préstamos de emergencia.

La Comisión Europea, así cómo gobiernos europeos individuales, han prometido paquetes de ayuda para las automotrices. Nicolas Sarkozy, presidente de Francia, dijo el lunes que considerará nuevas formas de asistencia, como préstamos o garantías.