Público
Público

Industria baraja una subida media de la luz de entre 1,5 y 3 euros mensuales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno estudia subir el recibo de la electricidad en enero de 2009 una media de entre cinco y diez céntimos de euro diarios, lo que supondría un incremento de entre 1,5 y tres euros al mes, dijeron hoy a Efe fuentes cercanas al Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

Las cifras que maneja el departamento que dirige Miguel Sebastián toman como referencia a un cliente doméstico tipo con una factura eléctrica de 30 euros mensuales, 60 euros por bimestre, según el actual sistema de facturación.

En aplicación de la normativa sobre tarifas aprobada el pasado mes de julio, los recibos de la electricidad deben ser mensuales en vez de bimensuales con el objetivo de que los consumidores puedan reaccionar de forma más inmediata a los incrementos de precios.

Previsiblemente, las facturas mensuales comenzarán a llegar a los hogares a partir del próximo mes de enero.

Fuentes del Gobierno consultadas por Efe consideran que las subidas que baraja Industria resultan "soportables para las economías domésticas a pesar de la crisis económica".

Además, desde el Ejecutivo recuerdan que es probable que desde enero de 2009 se introduzca algún tipo de compensación o bono social por el que se devolverá determinada cantidad de dinero a los consumidores más pequeños.

La adjudicación del bono social tendrá en cuenta parámetros como la potencia instalada en cada domicilio, el número de personas que vivan en él y si tiene la consideración de primera vivienda.

El pasado 20 de noviembre el secretario general de Energía, Pedro Marín, dijo que Industria podría estudiar fórmulas para vincular la tarifa eléctrica para los consumidores con menos recursos al nivel de renta de los clientes, frente al actual modelo de tarifa social, que únicamente tiene en cuenta la potencia instalada.

El nuevo modelo tarifario en el que trabaja el Ministerio prevé la puesta en marcha de las denominadas tarifas de último recurso (TUR) a partir del 1 de julio de 2009, tras un periodo transitorio de seis meses.

Las TUR, que se configuran como un modelo de precios máximos, sustituyen a las actuales tarifas integrales reguladas y se determinarán mediante una metodología que incluirá el coste de la energía, los peajes de acceso y un margen comercial y se revisarán trimestralmente.

Su finalidad es servir de refugio a los consumidores más pequeños, por lo que sólo podrán disfrutar de ellas los hogares y pequeños comercios y empresas.

De esta forma, los consumidores con una potencia contratada superior a 15 kilovatios (KW) -comercios y empresas medianas- no podrán acogerse a las TUR.

Por otro lado, el ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, advirtió hoy a las compañías eléctricas de que no habrá una subida de la luz si no se cierra un acuerdo para resolver el déficit tarifario (diferencia entre ingresos y costes del sistema eléctrico), que supera los 14.000 millones de euros.

Actualmente el Gobierno y las eléctricas negocian fórmulas para resolver la generación crónica de déficit.