Público
Público

La industria cree que cerrar las web es una "ley de mínimos"

La Coalición de Creadores reivindica una regulación firme contra las descargas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Unos 50 presidentes y directivos de la industria cultural se reunieron este viernes en Madrid para exigir al Gobierno que lleve a cabo la disposición final de la Ley de Economía Sostenible, que contempla que una autoridad administrativa puede cerrar páginas web si considera que vulneran los derechos de autor. Pese a las críticas que ha recibido esta medida por parte de diferentes asociaciones, el presidente de la Coalición de Creadores, Aldo Olcese, destacó que la regulación que se ha propuesto en España 'es de mínimos, sólo contra los concentradores de información ilegal'.

En referencia a las declaraciones del presidente del Gobierno, José Luis Zapatero, en las que detallaba que 'no se cerrará ninguna web ni ningún blog', Olcese explicó que el sector al que representa su asociación autores, entidades de gestión, productoras, discográficas y distribuidoras no está dispuesto a aceptar algo que no tenga efecto para frenar las descargas.

Estos y otros puntos se han recogido una carta abierta al presidente del Gobierno que, según detallaron los presentes en la reunión, estará en Internet para que se adhieran aquellos que se sienten perjudicados por las descargas de contenidos con copyright. La industria cultural quiso insistir en las diferencias entre cerrar páginas comunes, algo que según estas asociaciones no se contempla en la ley, y las que explotan contenidos sujetos a derechos de autor sin autorización. 'Dudar de que cualquier órgano administrativo o judicial vaya a tener dudas sobre ello es una ofensa a la inteligencia', afirmó Olcese.

En cuanto a las reuniones con los internautas, Olcese explicó que están dialogando 'con el sector de usuarios de Internet', detallando que este sector está compuesto por la Asociación de Internautas y las asociaciones de consumidores. En cuanto a una posible reunión con otros grupos, como los autores del manifiesto que revolucionó la Red hace un par de semanas, indicó que no van a dialogar 'con grupos aislados que no se sabe bien a quien representan'.