Público
Público

La industria del motor rebaja sus previsiones de ventas

Prevé una caída del 15,5% respecto a 2010, tras el nuevo retroceso registrado en julio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los fabricantes de coches rebajaron sus previsiones iniciales de ventas en España para 2011 hasta el entorno de las 830.000 unidades, la cifra más baja en 18 años. No se atisba ningún 'signo de mejora en lo que queda de año, ni tampoco para el año 2012, que continuará registrando todavía volúmenes insuficientes para el mercado que debería tener España', señaló la patronal Anfac.

Hasta hoy, los fabricantes mantenían su previsión de vender entre 850.000 y 900.000 vehículos este año, por debajo de los 982.015 de 2010. El sector, muy sensible al entorno macroeconómico (y en especial, al paro), considera el millón de unidades la cifra de partida para mantener una estructura industrial en el país. Con 18 plantas de producción en España, la industria automovilística supone el 6,2% del PIB nacional, aunque la mayoría de los coches que produce (el 87%) se exporta a otros países.

Anfac sitúa así sus previsiones en línea con las de la patronal de concesionarios Faconauto, que ya en abril pasado rebajó su pronóstico inicial (900.000 unidades) hasta esas 830.000. El mercado encadenará así tres ejercicios consecutivos por debajo del millón de unidades, muy lejos de del récord de más de 1,6 millones de 2007.

La revisión a la baja llega después de conocerse el dato de ventas de julio, que se ha saldado con una caída del 4%, decimotercera consecutiva. Con ser moderado, el retroceso supone un jarro de agua fría, porque en la primera quincena hubo un repunte interanual del 3,4%. El sector, que confiaba en una recuperación de las ventas en la segunda mitad del año, recuerda que la moderación de la caída en julio (es la primera inferior a los dígitos del último año) es un 'espejismo estadístico' que se explica porque en julio de 2010 (cuando comenzó el descenso en picado de las ventas) se acabaron las ayudas a la compra del plan 2000E y el IVA subió dos puntos.

El ministro de Industria, Miguel Sebastián, reconoció que las ventas continúan en niveles 'débiles' e instó a esperar a que acaba 'el efecto base' de julio para conocer la situación del sector.

En julio, las ventas bajaron en casi todos los segmentos, salvo el de coches pequeños (+0,1%), monovolúmenes pequeños y grandes (11,5% y 1,7%, respectivamente), todoterrenos pequeños (88,8%) y vehículos de lujo (58,2%).

Este último es, con el de ejecutivos y los de todoterrenos pequeños y de lujo, el único que crece en el acumulado anual (en el caso de los coches de lujo, un 111,8%). Sin embargo, entre todos sólo suponen el 9,4% de las ventas. Desde enero, el mercado ha caído un 24,1%, hasta 521.130 unidades.

Con la demanda de los particulares hundida (en julio, se desplomó un 52%), las compras del sector alquilador y las empresas mantienen el signo positivo (4,3% y 5,6%, respectivamente, desde enero). El sector asegura que está haciendo 'enormes esfuerzos' para paliar la caída de las ventas, bajando sus precios.